Xacobeo 21-22
Envío de bastones

Envío de bastones

Envio bastones en el Camino de Santiago

Realizamos el envío del bordón o bastón del peregrino

Enviamos tu bordón de peregrino, bastones de senderismo o palos de trekking a donde tú quieras.

El bordón o bastón de peregrino es uno de los grandes símbolos del Camino de Santiago. Además de ser uno de los elementos clave de la indumentaria del peregrino, el vínculo emocional que se establece con el bordón es indudable. Nos acompaña durante toda la Ruta, convirtiéndose en un amigo inseparable al que cuesta dejar.

En Correos somos conscientes de esta unión entre el peregrino y su bordón. Por eso, al finalizar tu Camino de Santiago puedes acercarte a una de nuestras oficinas de Santiago (Rúa do Franco, 4 y Rúa Carretas, 29) o a la de Fisterra (Rúa A Coruña s/n) y enviar tu bastón a cualquier punto de España o a otros destinos internacionales

Recuerda que si viajas en avión, el bastón o bordón no pueden viajar en cabina, por lo que tendrás que facturarlo o enviarlo previamente. 

Desde cualquier oficina de Correos también podrás realizar el envío de tus bastones. Disponemos de cajas trapezoidales de la Línea Bosques adaptadas a tu bastón de senderismo o a tu bordón. Puedes conseguirlas en cualquier oficina de Correos o en la tienda online.

Con estos embalajes, fabricados con materiales respetuosos con el medio ambiente y neutros en carbono, te facilitaremos el envío de los bastones al tiempo que contribuimos a un Camino sostenible. 

Pregunta por el precio en tu oficina, ya que varía según el tamaño y el peso.


Información de interés sobre el envío de bastones

El bordón es un bastón pensado especialmente para el peregrino del Camino de Santiago. Se trata de una vara recta y larga realizada en madera resistente y de cierto grosor.

Se popularizó en la Edad Media y ha llegado hasta nuestros días como parte indispensable de la indumentaria del peregrino.

En los últimos años, el peregrino ha ido sustituyendo el tradicional bordón por los palos de trekking o el bastón telescópico, pensados para senderistas o montañeros.

El bordón o bastón de peregrino es un gran aliado en el Camino de Santiago.

Supone un tercer punto de apoyo para el peregrino, lo que ayuda a mejorar el equilibrio en las subidas y bajadas, descarga parte del trabajo de músculos y articulaciones, puede utilizarse como elemento defensivo ante algunos animales y sirve para marcar el paso.

Llevar uno o dos bastones al Camino de Santiago es una elección muy personal. La recomendación general es ir acompañado del bordón o un bastón de senderismo. Los dos bastones suelen ser más necesarios en los GR o caminos de montaña y no tanto en las Rutas Jacobeas.

Tanto el tradicional bordón como el bastón de senderismo son adecuados para hacer el Camino de Santiago.

Los bastones suelen ser más ligeros y cuentan con empuñaduras más cómodas. Sin embargo, el bordón es el elemento tradicional del peregrino y uno de los grandes símbolos del Camino de Santiago. Además, muchos peregrinos establecen un fuerte vínculo emocional con el bordón, convirtiéndose en compañero inseparable en su Camino.

Los palos en la cabina del avión, ya sean bordones o plegables, con o sin contera de goma, dentro o fuera de la mochila, están prohibidos según la normativa.

Para evitar problemas lo mejor es que los factures junto con tu mochila o maleta. Si no vas a facturar, te recomendamos acercarte a una oficina de Correos y hacer el envío de tu bastón.

Correos facilita el envío del bastón de peregrino o bordón a través de sus embalajes de la Línea Bosques.

El precio varía según el destino, tamaño y peso. Te recomendamos preguntar el precio para enviar tu bastón en la oficina de Correos más cercana. Al llegar a Santiago puedes hacerlo en la oficina de la Rúa do Franco, 4, a apenas 2 minutos a pie de la Catedral, o en la situada en la Oficina del Peregrino (Rúa Carretas, 29).