Alojamientos

Alojamientos Camino de Santiago

Alojamientos Camino de Santiago

¿Dónde dormir en el Camino de Santiago?

Albergues, hostales, pensiones, hoteles, casas rurales.… El Camino de Santiago ofrece diferentes tipos de alojamientos a lo largo de las numerosas localidades que recorre.

Para ayudar al peregrino a organizar su Ruta Jacobea hemos creado el primer buscador de alojamientos presentes en las principales Rutas del Camino de Santiago. En este apartado encontrarás todos los establecimientos que existen en cada etapa de cada Camino. Y los hemos clasificado en función de su modalidad: albergues, pensiones/hostales y hoteles/casas rurales.

Pero antes, os dejamos aquí una breve explicación de cómo son y cómo funciona cada uno de ellos para que tengáis toda la información antes de empezar el Camino. 


La acogida y la hospitalidad son dos de los grandes valores de las Rutas Jacobeas. El paso constante de peregrinos llevó a establecer desde muy pronto toda una red de acogida sustentada, principalmente, en los hospitales de peregrinos. Estas infraestructuras daban cobijo a los caminantes, así como cuidados y atención sanitaria.

Los albergues del Camino del Camino son sus naturales herederos, una pieza fundamental para que el espíritu jacobeo esté más vivo que nunca. Pero los nuevos tiempos y la cada vez mayor presencia de peregrinos ha diversificado la oferta de hospedaje, permitiendo que cada uno pueda descansar según sus gustos y necesidades.

Te contamos las diferentes opciones que existen hoy en día para hospedarse en el Camino de Santiago: desde los clásicos albergues a hostales y pensiones, hoteles, casas rurales...

Albergues públicos del Camino de Santiago

Los albergues públicos son de titularidad municipal, autonómica o de asociaciones, entidades religiosas o sin ánimo de lucro.

Su modelo quiere recoger el espíritu de los antiguos Hospitales de peregrinos, y por eso funcionan con hospitaleros voluntarios y con precios que pueden variar entre un donativo y los 8-10€. Son la opción más económica, pero no admiten grupos grandes ni reservas previas, ya que suelen ser pequeños y tienen otra filosofía.

Esta filosofía se ha visto afectada por la Covid-19. Desde mediados del 2020 son muchos los albergues públicos que aceptan reserva para intentar controlar el aforo y cumplir estrictamente con las medidas de seguridad.

Mientras la pandemia esté presente en nuestras vidas, os recomendamos poneros en contacto con el albergue para saber si está abierto, si tiene plazas disponibles y si es posible reservar plaza.

A día de hoy siguen presentes en todas las Rutas Jacobeas. En Galicia los gestiona el Xacobeo y están agrupados en la Red Pública de Albergues del Camino.

¿Cómo funcionan?

  • Las habitaciones son compartidas, están equipadas con varias literas, los baños y duchas son comunes y puede haber otros espacios de uso común (cocina, lavandería, sala...) que varían entre albergues.

    Muchos cierran la recepción por la noche, así que tendrás que volver a alguna hora concreta si quieres dormir. Algunos ofrecen sábanas, pero no siempre, así que te recomendamos que lleves tu propio saco de dormir. ¡Y tapones para los oídos!

  • Deberás tener necesariamente una Credencial de Peregrino para poder hacer noche en estos albergues. Las plazas se distribuyen por riguroso orden de llegada y los peregrinos a pie tienen preferencia hasta cierta hora.

    Si haces el Camino en bici y en temporada alta, es posible que te quedes sin plaza. Como alternativa en épocas de más afluencia, los ayuntamientos suelen habilitar distintos espacios (polideportivos, carpas, colegios...) para reforzar el servicio de los albergues.

Albergues privados

Los albergues privados son otra opción para los peregrinos. Al ser de iniciativa privada, son muy variados en cuanto a precios (desde los 8-10€ hasta los 20€), plazas, tipos de habitaciones, instalaciones, comodidades... lo que los convierte en una buena opción para muchos tipos de personas y necesidades.

En estos albergues sí que es posible reservar plaza y dependiendo de su capacidad también pueden acoger grupos. Una opción a considerar, especialmente si haces el Camino en verano y quieres asegurarte un buen descanso.

En el Camino Francés, un grupo de estos albergues formaron en 2001 la Red de Albergues del Camino. Esta asociación nació para promover, apoyar e impulsar iniciativas y actividades en defensa del patrimonio del Camino, colaborando con peregrinos, albergues y otras instituciones.

La Red de Albergues del Camino y Correos llevan tiempo colaborando, por lo que en los establecimientos de la Red encontrarás algunos de nuestros servicios. Por ejemplo, podrás enviar paquetes, comprar sellos o gestionar el traslado de tu equipaje de etapa en etapa con nuestro PaqMochila. Si sabes dónde vas a dormir con antelación, puedes reservarlo incluso antes de salir.

Os recordamos que el servicio de transporte de mochilas de Correos está disponible en el Camino Francés desde Roncesvalles y Somport, en el Portugués desde Tui y A Guarda, en el Primitivo desde Oviedo, en del Norte desde Irún, en el Inglés desde Ferrol, en el Sanabrés desde Ourense y en el Camino a Fisterra y Muxía. Como sabemos también que muchos escribís cartas o postales desde los albergues, decidimos colocar buzones en algunos de ellos para que las enviéis más cómodamente.

También encontrarás a lo largo del Camino albergues privados no adscritos a la Red, como el Albergue Siervas de María en Astorga, gestionado por la Asociación de Amigos del Camino de la ciudad, o los albergues Alma do Camiño y A Magdalena (gestionado este último por la comunidad religiosa), ambos en Sarria. Muchas Asociaciones de Amigos del Camino gestionan albergues propios o municipales. ¡Una opción más para pasar la noche!

Hostales, pensiones y casas rurales

Estos establecimientos son muy abundantes, porque en el Camino hay muchos más núcleos pequeños de población que ciudades grandes y también por el constante crecimiento del número de peregrinos, lo que ha animado a muchas personas a abrir alojamientos de este tipo.

Elegirlos para hacer noche no es mala idea si queremos hacer el Camino sin recortar comodidades y tenemos recursos suficientes.

También puede ser que en mitad de la Ruta necesitemos con urgencia una noche de descanso lejos de ronquidos ajenos, en una habitación para nosotros solos.

Hay que considerar que en el Camino hay gente de todas las edades y condiciones físicas, y para muchos es imprescindible hacer noche en este tipo de alojamientos.

Hoteles, casas rurales y paradores

Durante tu peregrinación pasarás también por ciudades medianas y grandes en las que la oferta se multiplica. Si lo prefieres, puedes pasar una noche reparadora (o más) en alguno de los hoteles de la ciudad, mientras aprovechas para visitarla con más calma.

Otra opción que ha ganado fuerza en los últimos años son las casas rurales. Muchas se encuentran a pie del Camiino y permiten un descanso total después de un duro día caminando. Si no eres de los que quiera zambullirse en la vorágine de las ciudades tras un día caminando contigo mismo pero quieres tener todas las comodidades de un hotel, las casas rurales pueden ser una buena opción.

No nos olvidamos de la opción más VIP. En las distintas Rutas a Santiago encontrarás muchos Paradores Nacionales entre los que elegir. Los Paradores Nacionales son una red hotelera que desde principios del s. XX reconvierte monumentos con gran valor patrimonial en alojamientos con un alto nivel de calidad, facilitando así su conservación.

El Castillo de Carlos V en Hondarribia, San Marcos en León, el Parador de Ribadeo, el Palacio de los Condes de Lemos en Monforte, el Parador de Mérida y, cómo no, el Hostal de los Reyes Católicos de Santiago en plena plaza del Obradoiro son sólo algunos ejemplos.

Encuentra tu albergue o alojamiento en cada etapa

Sabemos que el tema de dónde dormir os puede quitar el sueño, literalmente. Para hacer más fácil la tarea de buscar alojamiento, en este apartado podréis encontrar y comparar los alojamientos presentes a lo largo de una Ruta Jacobea, clasificados por localidad y tipo de establecimiento (albergues, hostales/pensiones y hoteles):

En cada Camino, la información está dividida por etapas. En cada una encontraréis un mapa, una pequeña descripción de la misma, los consejos de nuestros carteros y una relación de los albergues, alojamientos y teléfonos de interés de cada etapa.

¡Toda información es poca cuando se trata de cuidar del descanso, peregrinos!