Camino Portugués

O Porriño - Redondela

16 km Dificultad
O Porriño es el punto de partida de esta segunda etapa del Camino Portugués. Será una jornada tranquila, donde el mayor esfuerzo lo tendremos que hacer en la subida a Santiaguiño de Antas. Nuestros pasos se dirigirán por entornos rurales y accesibles para el peregrino que tendrá la oportunidad de descubrir joyas del patrimonio gallego como el Pazo de los Marqueses de Mos o la iglesia de Santa Eulalia. Redondela, la villa de los viaductos, recibirá al peregrino al final de la etapa con una amplia oferta artística, natural y gastronómica que ayudará a reponer fuerzas.

Si nuestra jornada en O Porriño empieza en el Albergue Público, debemos girar a la derecha y cruzar el paso a nivel. Al llegar a la rotonda tomamos a la izquierda la Rúa Ramiranes, por la que seguiremos todo recto hasta llegar a la siguiente rotonda, que separa O Porriño del ayuntamiento de Mos. Si salimos de la calle principal, simplemente debemos seguir todo recto y tomar la Rúa Ramiranes hasta la rotonda. En todo este recorrido encontraréis abundantes cafeterías para desayunar y llenarse de energía antes de empezar nuestro Camino.

Los primeros 2km de esta etapa entre O Porriño y Redondela serán los más conflictivos al tener que atravesar la N-550 sin pasos específicos para peatones
. Tras abandonar la enorme rotonda que da entrada al peregrino a Mos nos enfrentamos al primer cruce bajo la A-52, la autovía de las Rías Baixas. Seguid las flechas amarillas pintadas por la Asociación Galega de Amigos do Camiño de Santiago (AGACS) y extremad precauciones, ya que la entrada al Camino está muy cerca del carril de incorporación a la autovía. A partir de aquí, entramos en el lugar de Ameiro Longo, una zona rural que discurre paralela a la carretera. Pasamos la Fonte do Chan y tras la marquesina giramos a la izquierda para volver a cruzar la N-550. Extremad de nuevo precauciones.


Nuestro recorrido sigue por el Camiño da Quiringosta para avanzar por una ruta de asfalto, con abundante arboleda y apenas tráfico. El itinerario nos llevará hasta el albergue de la Asociación Veciñal Santa Ana de Vegadeña, donde además de pernoctar es posible tomar un café o poner el sello en nuestra Credencial. Entre viñedos y pinares seguiremos por el Camiño das Lagoas y a unos 5km de nuestra salida nos encontramos un pequeño lugar de descanso con mesas, una fuente y un monumento dedicado a María Magdalena Domínguez, poetisa de Mos.

El Camino nos llevará hasta el núcleo de Mos, donde el gran atractivo es el Pazo de los Marqueses de Mos
, que puede visitarse en horario de tarde o pidiendo cita previa en pazodemos.org. Se trata de un pazo del siglo XVII que fue residencia de los marqueses de Mos hasta su destrucción por parte de las tropas francesas en el siglo XIX. Los elementos más destacables son los tres balcones de granito de piedra, chimeneas cerradas en esfera y el escudo de la casa de Mos, que es el emblema municipal. Junto al Pazo encontramos la iglesia parroquial, un crucero y una fuente en la que los peregrinos pueden refrescarse.

Por último, al pasar el pazo está el edificio conocido como Casablanca, que actualmente funciona como albergue de peregrinos. Abre a las 13:00 horas, no admite reserva y su coste es de 6 euros. Esta es una buena opción para aquellos peregrinos que prefieran prolongar la primera etapa de su Camino y dormir en Mos en lugar de en O Porriño. Si vamos a hacer un descanso para reponer fuerzas, este entorno es buen lugar, ya que hasta casi llegar a Redondela no contaremos con más lugares donde tomar algo.

Dejando el pazo a la izquierda se emprende la subida a la rúa dos Cabaleiros que nos llevará hasta la capilla de Santiaguiño de Antas. Unos 400 metros durará esta primera cuesta en la que podemos ver la fuente dos Cabaleiros y un lavadero. Junto al mojón que marca el kilómetro 92.536 está el Cruceiro das Ánimas del Santo Cristo de la Victoria. Datado en 1734, es uno de los pocos policromados de la provincia de Pontevedra. Colocado en una encrucijada de la carretera real que comunicaba Tui con Pontevedra, este cruceiro conmemora la victoria sobre el ejército francés. Al lado se encuentra un homenaje a las víctimas de esta lucha y durante el mes de abril se recrea esta parte de la historia con actividades lúdicas y formativas. Podéis obtener más información en ardeopazo.blogspot.com.


Nuestro Camino hacia la capilla de Santiaguiño discurrirá por una carretera local con apenas tráfico. En ella podremos desviarnos para disfrutar de los numerosos furanchos que hay en la zona. Para los que desconozcan la existencia de los furanchos, estos son casas particulares que habilitan una zona como comedor público –ya sea un garaje, un galpón o un patio- en el que se ofrece vino excedente de su propia cosecha, acompañado de comida casera. Si tenéis ocasión, no dudéis en disfrutar de una típica comida gallega en un furancho.

Tras 9 kilómetros recorridos llegaremos a la capilla de Santiaguiño de Antas,
capilla restaurada en 2003 por la Comunidad de Montes que se encuentra rodeada de una frondosa arboleda y mesas para comer a la sombra. En las inmediaciones de la capilla nos encontramos un monumento en honor a las mujeres maltratadas, fruto de una iniciativa local realizada en 2007. Bajo el lema ‘Caminando a la Igualdad’, el Ayuntamiento de Mos promovió una ruta en la que cada participante cogió una piedra con el nombre de mujeres asesinadas por la violencia machista y posteriormente las depositó en este monumento del escultor Marcos Escudero.

Unos metros más adelante nos adentramos ya en el ayuntamiento de Redondela y nos encontramos con el miliario romano de Mos: el miliario de Vilar-Guizán-Louredo. Como comentábamos en la anterior etapa, el Camino Portugués sigue el trazado de la antigua Vía XIX romana que une braga con Astorga. Este miliario es, precisamente, un indicador de distancias usado por los romanos y cuyo nombre deriva de la unidad de medida que usaban: miliam passum.

Tras haber alcanzado el punto más alto de la jornada comenzamos ya la bajada por Vilar de Infesta, donde el trazado nos llevará a cruzar varias aldeas. Junto a la churrasquería Choles cogeremos un desvío a la izquierda y de ahí llegaremos a la parroquia de Saxamonde, donde podremos disfrutar de la meseta de Chan das Pipas. Seguimos nuestro descenso y divisamos, por primera vez, la ría de Vigo. Nos incorporamos ya a la N-550, que seguiremos hasta llegar a Redondela. A 1 kilómetro de llegar al Albergue de Peregrinos tendremos que cruzar la carretera. Si podéis, hacedlo antes de la curva para evitar problemas de visibilidad con los coches.

La entrada a Redondela se hace por el convento de Vilavella
, muy transformado en el siglo XX pero que conserva la iglesia del siglo XVI. A unos metros, y siempre siguiendo las flechas amarillas, llegaremos al Albergue Público de Peregrinos, casa renacentista construida por la familia Prego de Montaos que fue sede del ayuntamiento desde mediados del siglo XIX hasta los años 50. Abre a las 13:00 horas, no admite reserva y su coste es de 6 euros.

En Redondela podemos encontrar todo tipo de servicios y un buen número de lugares de interés.
Uno de los elementos más característicos son los viaductos ferroviarios del siglo XIX que la sobrevuelan. Se trata del Viaducto de Madrid y el Viaducto de Pontevedra, ambos considerados como Bien de Interés Cultural desde 1978. Su casco histórico también presenta varios atractivos como la iglesia de Santiago, reconstruida en el siglo XVI, o la casa del Petán o de Santa Teresa, del siglo XVII. Redondela se encuentra, además, en un entorno natural privilegiado: la ensenada de San Simón. Si disponéis de tiempo, podéis acercaros a Serantes, a apenas 3 kilómetros, y disfrutar de las vistas de la ría de Vigo y de la isla de San Simón. Allí os encontraréis con un monumento muy especial: el dedicado al capitán Nemo de Julio Verne, de los artistas Ramón Lastra y Sergio Portela, en homenaje al visionario escritor que incluyó esta ría en una de las novelas más universales: Veinte mil leguas de viaje submarino. Y si tenéis oportunidad, no dudéis en visitar la Illa de San Simón.

Si os coincide llegar a Redondela en el mes de mayo, debéis saber que se celebra la Fiesta del Choco, una jornada gastronómica en la que compiten los platos de sepia mejor elaborados: en su tinta, con arroz, en empanada… Además, en el Día de Corpus Christi, se celebra en Redondela la Fiesta de la Coca, declarada de Interés Turístico Gallego y que destaca por su danza de las espadas y el baile de las penlas.

Descarga
CONTRATA PAQ MOCHILA
Albergues
Hostales
Pensiones
Hoteles

El consejo del cartero

 

“Antes de llegar a Mos, en el conocido como “Camiño das Tapias” al lado de la casa de la poetisa local María Magdalena Dominguez, se encuentra la Cruz Alta de Serodio donde es costumbre de los peregrinos pararse a dejar alguna piedra con sus promesas y deseos

Frente a la bonita Iglesia de Santa Eulalia, y junto a la Calzada Romana, está el Pazo de Mos. Este edificio histórico es ahora sede de muchas actividades parroquiales.”  José Antonio L. Morandeira, Correos de Mos.

 

“En Redondela recomiendo un recorrido a pie por el paseo de la playa de Cesantes, la principal del pueblo. Si la marea está baja, es posible acercarse a la estatua del Capitán Nemo. Se trata de varias esculturas de bronce que hacen un homenaje a Julio Verne y a su famosa novela Veinte mil leguas de viaje submarino. Esta obra de César Portela está situada en la propia ría de Vigo, así que los buzos de su parte inferior solo pueden verse cuando hay bajamar.

A la caída del sol, se puede admirar la alameda de estilo francés en frente del Ayuntamiento o bien sentarse a tomar algo en una de las entrañables plazas de Redondela. Uno de los platos típicos qué comer en la ría viguesa son los “chocos de la ría en su tinta”. De hecho, a los vecinos de Redondela se les llama “choqueiros”.

                                                                                                                                                                                                                   Leonardo Cabaleiro, Correos de Redondela. 

 

Transporte Mochilas

Para que puedas hacer el Camino de Santiago ligero de equipaje

 

¡Te llevamos tu mochila o maleta de alojamiento en alojamiento! Así podrás caminar más cómodo, sin cargas, y disfrutar al máximo de cada etapa. Nos encargaremos del traslado de tu equipaje día a día desde el albergue u hotel que nos digas hasta el siguiente.

 

Envío Bicicleta 

Para enviar tu bici al punto donde empiezas el Camino o desde donde lo acabas

 

Decide dónde quieres empezar tu Camino y envía tu bici hasta allí desde cualquiera de nuestras oficinas de Correos. Cuando acabes la ruta tendrás otra oficina postal cerca para poder enviarla a casa. La enviamos con un embalaje adaptado para que apenas tengas que desmontarla y asegurada. 

 

Envío Maletas

Para todo aquello que te sobra o te falta en tu mochila 

 

Con nuestro Paq Peregrino podrás enviar maletas o paquetes a cualquier punto del Camino de Santiago – albergue, hotel, oficina de Correos, etc- para disponer de ellos allí cuando llegues. Así podrás tener más ropa o enseres que lo que te lleves para caminar. También sirve para enviar aquello que decidiste meter en tu mochila para el Camino y que ya no te resulta útil. 

 

Tarjeta Prepago

Para que no te preocupes más que de disfrutar tu Camino 

 

En Correos tenemos una tarjeta prepago que no va asociada a ninguna cuenta corriente y que te permitirá hacer el Camino de Santiago sin tus tarjetas de crédito o débito habituales. Tan sólo tendrás que cargarla con el dinero que necesites o ir recargándola según se te vaya acabando el saldo. Una manera sencilla, segura y cómoda de llevar tu dinero al Camino. 

 

 

Sellos Credencial

Para que te lleves las mejores estampas en tu Credencial 

 

En las oficinas de Correos del Camino sellamos tu Credencial del peregrino con nuestros matasellos. Muchos de ellos tienen estampados algún lugar emblemático de la zona, así podrás guardarlo de recuerdo. 

 

 

Envíos de paquetes en el 

Camino de Santiago

Para que puedas enviar paquetes sin pasarte por ninguna oficina de Correos

 

Envía tus paquetes desde las más de cien oficinas que CORREOS tiene a lo largo del Camino de Santiago o desde alguna de las “Tiendas Amigas del Camino”, una red de tiendas y alojamientos desde donde también podrás hacer envíos de paquetes a cualquier hora. Este servicio te permitirá deshacerte de cosas que llevas en tu equipaje y ya no te hacen falta, comprar recuerdos, productos típicos… sin tener que preocuparte de cargar con ellos. 

 

 

Consigna Santiago

Para que visites la Catedral de Santiago o disfrutes de la ciudad sin cargas

 

Tenemos un servicio de Consigna en nuestra Oficina de Atención al Peregrino de la Rúa do Franco, que queda muy cerca de la Plaza del Obradoiro (a unos 150 metros). Allí podrás dejar tu mochila, maleta, bici, bastón… antes de entrar a la Catedral o para visitar Santiago sin pesos. 

 

Oficinas Correos

Para ayudarte en todas las necesidades que te surjan  

 

Tenemos más de 150 oficinas de Correos a lo largo de todos los Caminos de Santiago. Estaremos encantados de recibirte y ayudarte en todo lo que necesites.