Camino Portugués

Redondela - Pontevedra

18,2 km Dificultad
Poco más de 18 kilómetros separan a Redondela de Pontevedra, meta de nuestra tercera etapa por el Camino Portugués. Como todo el itinerario de esta Ruta Jacobea, el trayecto apenas presenta grandes dificultades para el peregrino, que volverá a encontrarse con la omnipresente N-550 y que se enfrentará a un par de subidas. La más pronunciada será la que se inicia a la salida de Ponte Sampaio, con 130 metros de desnivel. La recompensa: Pontevedra, una de las ciudades gallegas más amables para el visitante, en la que se puede disfrutar de su casco histórico peatonal y de su rica gastronomía.

Esta tercera etapa del Camino Portugués por tierras gallegas comienza en la Casa da Torre, el Albergue Público de Peregrinos. Abandonaremos Redondela atravesando su casco histórico: tomamos la rúa Queimaliños, dejando a la derecha el albergue, y continuamos por Cruceiro, Loureiro y Picota. En este último tramo, podremos disfrutar del patrimonio etnográfico de Redondela a través de sus hórreos, antiguos almacenes de grano. Uno de los más notorios es el hórreo das Farrapadas, del siglo XVIII o XIX, que presenta las características de estas construcciones de las Rías Baixas: hechos en granito o combinados con teja y madera.


Salimos ya del casco viejo de Redondela para reencontrarnos con la N-550. Tendremos que cruzar la carretera a la altura de la Capela de Santa Mariña por un paso de peatones. Tras recorrer unos metros cogemos una pista paralela a la carretera nacional tomando la Rúa Campo de Fútbol y abandonamos Redondela para entrar en la parroquia de Cesantes. Nuestros primeros pasos discurrirán por la estrada de Zacande, un itinerario sobre asfalto en el que nos encontramos algún que otro repecho. El Camiño Real de Cesantes nos introduce ya en zona boscosa que resulta muy agradable al caminante. Tras este breve paseo, la N-550 vuelve a hacer presencia. Debemos extremar precauciones a la hora de cruzar ya que se trata de un punto conflictivo con un alto volumen de tráfico. Volvemos a introducirnos en caminos rurales que van en ascenso hasta llegar a la primera zona de descanso: un lugar con una fuente, un crucero y unas mesas para comer en la parroquia de O Viso, a unos 4 kilómetros de la salida.

Al final de la cuesta nos introducimos en una pista de tierra que nos ofrece por primera vez algunas vistas de la ría de Vigo y el Puente de Rande. Antes de empezar a descender nos detenemos a realizar una de las fotografías más repetidas del Camino Portugués: la del monumento realizado con conchas de peregrinos. La ría de Vigo y la península del Morrazo nos acompañarán en nuestro descenso que desembocará, una vez más, en la N-550. La nacional marcará nuestra ruta hasta entrar en Arcade. A pesar de que lo correcto es circular por el lado izquierdo, lo cierto es que el arcén del lado derecho es más ancho y puede ofrecer más seguridad al peregrino. Toméis la decisión que toméis, extremad precauciones.

Cruzaremos Arcade entre casas y diferentes motivos relacionados con el Camino de Santiago. Un punto interesante es la Fonte da Lavandeira, un conjunto típico de la arquitectura gallega formado por un lavadero, una fuente y una charca. Es importante este lugar para conocer la sociedad tradicional gallega y el buen aprovechamiento del agua: agua para beber, para lavar y para regar. Los lavaderos fueron también un lugar tradicional para el encuentro femenino.

En Arcade contamos con todo tipo de servicios: albergues, hoteles, cafeterías, restaurantes, tiendas… por lo que es un buen lugar para hacer una parada. Además, Arcade es famoso por su marisco, especialmente por sus ostras. Así que si queréis daros un homenaje, no hay mejor sitio para hacerlo. Y si hacéis el Camino durante el primer fin de semana de abril, Arcade celebra la fiesta gastronómica dedicada a este bivalvo. A apenas 5 kilómetros se encuentra otro de los atractivos de la zona: el Castelo de Soutomaior, una de las fortalezas gallegas mejor conservadas. Tanto el Pazo como su espléndido jardín pueden visitarse. En invierno (de octubre a abril) de martes a domingo, de 10 a 19 horas. Y en verano (de mayo a septiembre) todos los días de 10 a 21 horas. El coste de la entrada es de 2 euros.


Salimos de Arcade siguiendo las flechas amarillas hasta llegar a Ponte Sampaio, lugar así bautizado por su puente de piedra con el que salvamos el río Verdugo. Este lugar es histórico ya que en él se libró durante la Guerra de Independencia una batalla fundamental para la retirada de los franceses de Galicia. A pesar de que el Camino nos lleva directos al puente, también se puede bajar al río y contemplar la estructura de piedra en todo su esplendor. El puente medieval, que durante años fue el único lugar de paso entre Arcade y Pontesampaio, se compone de 10 arcos y 11 gruesos pilares que permiten salvar una distancia de 144 metros. Desde aquí también podemos admirar la isla de Medal, obra de Antonio Medal Carrera, que acoge elementos de la arquitectura tradicional gallega como un pombal (palomar). En la estampa sobresale también el puente del ferrocarril, una infraestructura metálica, vivo ejemplo de la ingeniería civil en hierro de la época.


Al otro lado del puente se encuentra la población, en donde se puede hacer una pequeña parada en alguna de sus cafeterías o en el merendero que se encuentra a orillas del río. Abandonamos ya Pontesampaio por sus estrechas y empinadas calles, disfrutando de construcciones tradicionales como los hórreos. El Camino se adentra ya en la Brea Vella da Canicouva, un camino de grandes losas que transcurre por la antigua vía romana XIX. Los ciclistas serán los peor parados en este tramo, ya que el empedrado dificultará su Camino. Siguiendo este itinerario nos internaremos en una zona boscosa que a ratos discurre por pistas de asfalto. Así realizaremos el tramo más duro de la jornada: una subida que nos llevará a los 147 metros en su tramo más alto. La bajada discurre ya por un paisaje de casas y viñedos en el lugar de Bergunde, ya en el ayuntamiento de Vilaboa. Tras 4,5 kilómetros llegamos a una zona de descanso con mesas a la sombra (mojón 70,273 km) y cruzamos la carretera para proseguir nuestro Camino.


Entre árboles y sendas rurales llegaremos a la Capela de Santa Marta, una pequeña capilla de 1617.
Aquí arrancará la parte más aburrida de la Ruta, ya que discurre por la carretera comarcal, sin muchos coches pero sin sombra. La entrada a Pontevedra la haremos por la rúa Virxe do Camiño, donde se encuentra el Albergue Público. Lo ideal sería seguir hasta el centro de la ciudad (a 1,5 km) y visitar la Iglesia de la Peregrina, patrona de la ciudad y del Camino Portugués. Construida en 1778, la iglesia tiene planta con forma de vieira y en su interior se encuentran las tallas de Santiago, San Roque y la Virgen vestidos de peregrinos.


Pontevedra cuenta con un sinfín de atractivos para el peregrino. Entre ellos destacan sus siempre concurridas plazas, como la de la Ferrería, la Estrella o la Leña. Son un buen lugar para refrescarse tras esta dura jornada y probar los platos de la gastronomía gallega. Visitar su Mercado, pasear por el Lérez o disfrutar de su casco histórico son algunas de nuestras recomendaciones. Y si queréis saber más, nuestro compañero Suso, cartero de Pontevedra, nos da algunas pistas para disfrutar de Pontevedra al acabar el Camino.
Descarga
CONTRATA PAQ MOCHILA
Albergues
Hostales
Pensiones
Hoteles

El consejo del cartero

 

El primer fin de semana de abril Arcade celebra su Fiesta de la Ostra, una fiesta inmejorable para comer este molusco acompañada de un albariño de Soutomaior. En Pontevedra celebramos el primer sábado del mes de septiembre la Feira Franca, una fiesta medieval en la que se decora la ciudad y nos vestimos de época para rememorar el privilegio que se dio a la ciudad en el S. XVII para celebrar un mercado libre de impuestos de un mes de duración”. Rosa, Correos Pontevedra. 

 

Transporte Mochilas

Para que puedas hacer el Camino de Santiago ligero de equipaje

 

¡Te llevamos tu mochila o maleta de alojamiento en alojamiento! Así podrás caminar más cómodo, sin cargas, y disfrutar al máximo de cada etapa. Nos encargaremos del traslado de tu equipaje día a día desde el albergue u hotel que nos digas hasta el siguiente.

 

Envío Bicicleta 

Para enviar tu bici al punto donde empiezas el Camino o desde donde lo acabas

 

Decide dónde quieres empezar tu Camino y envía tu bici hasta allí desde cualquiera de nuestras oficinas de Correos. Cuando acabes la ruta tendrás otra oficina postal cerca para poder enviarla a casa. La enviamos con un embalaje adaptado para que apenas tengas que desmontarla y asegurada. 

 

Envío Maletas

Para todo aquello que te sobra o te falta en tu mochila 

 

Con nuestro Paq Peregrino podrás enviar maletas o paquetes a cualquier punto del Camino de Santiago – albergue, hotel, oficina de Correos, etc- para disponer de ellos allí cuando llegues. Así podrás tener más ropa o enseres que lo que te lleves para caminar. También sirve para enviar aquello que decidiste meter en tu mochila para el Camino y que ya no te resulta útil. 

 

Tarjeta Prepago

Para que no te preocupes más que de disfrutar tu Camino 

 

En Correos tenemos una tarjeta prepago que no va asociada a ninguna cuenta corriente y que te permitirá hacer el Camino de Santiago sin tus tarjetas de crédito o débito habituales. Tan sólo tendrás que cargarla con el dinero que necesites o ir recargándola según se te vaya acabando el saldo. Una manera sencilla, segura y cómoda de llevar tu dinero al Camino. 

 

 

Sellos Credencial

Para que te lleves las mejores estampas en tu Credencial 

 

En las oficinas de Correos del Camino sellamos tu Credencial del peregrino con nuestros matasellos. Muchos de ellos tienen estampados algún lugar emblemático de la zona, así podrás guardarlo de recuerdo. 

 

 

Envíos de paquetes en el 

Camino de Santiago

Para que puedas enviar paquetes sin pasarte por ninguna oficina de Correos

 

Envía tus paquetes desde las más de cien oficinas que CORREOS tiene a lo largo del Camino de Santiago o desde alguna de las “Tiendas Amigas del Camino”, una red de tiendas y alojamientos desde donde también podrás hacer envíos de paquetes a cualquier hora. Este servicio te permitirá deshacerte de cosas que llevas en tu equipaje y ya no te hacen falta, comprar recuerdos, productos típicos… sin tener que preocuparte de cargar con ellos. 

 

 

Consigna Santiago

Para que visites la Catedral de Santiago o disfrutes de la ciudad sin cargas

 

Tenemos un servicio de Consigna en nuestra Oficina de Atención al Peregrino de la Rúa do Franco, que queda muy cerca de la Plaza del Obradoiro (a unos 150 metros). Allí podrás dejar tu mochila, maleta, bici, bastón… antes de entrar a la Catedral o para visitar Santiago sin pesos. 

 

Oficinas Correos

Para ayudarte en todas las necesidades que te surjan  

 

Tenemos más de 150 oficinas de Correos a lo largo de todos los Caminos de Santiago. Estaremos encantados de recibirte y ayudarte en todo lo que necesites.