Camino Portugués
Etapa

Padrón - Santiago de Compostela

Caldas de Reis - Padrón
23,2 km

La sexta y última etapa, que une Padrón con Santiago de Compostela, será la más larga de nuestro Camino Portugués iniciado en Tui. Será el tramo menos rural de los seis, con buena parte del itinerario discurriendo por asfalto y zonas urbanizables. Como el resto del Camino Portugués a su paso por Galicia, la etapa será llevadera con un pequeño ascenso que podemos destacar antes de llegar a O Milladoiro. Cualquier esfuerzo merece la pena por llegar a la plaza del Obradoiro y, por fin, abrazar al Apóstol Santiago. 


Esta etapa Padrón-Compostela la empezamos ante la iglesia de Santiago. Nos adentramos en el casco histórico hacia la Rúa Murgadán, donde dejaremos a mano derecha la oficina de Correos. Podemos aprovechar para poner nuestro primer sello del día con el matasellos especial del Camino Portugués que Correos ha diseñado para los peregrinos que hagan esta Ruta. Al final de la calle tomamos a la derecha por la Rúa Corredoira da Barca y, posteriormente, la calle Dolores que, tras cruzar el río, nos llevará directamente hasta Iria Flavia. Esta parroquia fue sede episcopal hasta que se descubrieron los restos del Apóstol, momento en que se trasladó a Santiago de Compostela. Si el día anterior no tuvimos tiempo, podemos detenernos en la colegiata de Santa María de Adina y su hermoso cementerio, en el que está enterrado el Nobel Camilo José Cela bajo la sombra de olivo.
Frente a la colegiata se encuentra la Fundación Camilo José Cela, constituida en 1986 por el propio Premio Nobel con el objetivo de guardar todos sus manuscritos, libros y documentos personales, además de sus cuadros y obras artísticas. La Fundación ocupa las Casas de los Canónigos, construidas en 1790 para residencia de los eclesiásticos que atendían los servicios religiosos de la colegiata hasta su supresión y conversión en parroquia en 1851. La entrada general es de 2,40 euros y el horario es de martes a sábado de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 de septiembre a junio. En los meses de verano el horario de cierre se prolonga hasta las 20:00 horas.

Tras pasar Iria Flavia continuamos por el arcén de la carretera hasta atravesar un túnel del tren. Regresamos una vez más a la N-550 y la cruzamos con mucha precaución tras pulsar el botón del semáforo para que se ponga en verde para los peatones. Hay alguna cafetería que abre a las 6 de la mañana, por si algún peregrino salió muy pronto y no encontró lugar en Padrón para desayunar. Recorremos toda una serie de núcleos rurales salpicados de viviendas, siempre paralelos a la carretera nacional. De entre todos destaca la parroquia de Santa María de Cruces, en la que el peregrino podrá admirar varios hórreos y construcciones populares.

Volvemos a la N-550 y nos encontramos con el Santuario barroco da Escravitude, de los siglos XVIII y XIX.
Cuenta la leyenda que su construcción fue posible gracias a la generosa donación de un campesino que se dirigía a Santiago y al beber en la fuente curó de su enfermedad. Aquí también encontraremos bares, un estanco y una pequeña tienda para el que necesite comprar algo de comer o beber. Junto al santuario se encuentra también la iglesia de Santa María de Cruces, de origen románico.


Seguimos nuestro Camino muy atentos a las flechas amarillas, ya que hay continuos cambios de dirección. Hasta llegar a A Picaraña, la zona más problemática será un paso a nivel sin barrera que debemos atravesar con suma precaución. Un bonito tramo bajo frondosas parras nos llevará hasta A Picaraña, donde volvemos a salir a la N-550, donde nos encontraremos más bares, restaurantes e incluso albergues y hoteles. Seguimos por el arcén de la nacional unos 800 metros para luego desviarnos a la izquierda hacia O Faramello, entre los ayuntamientos de Rois y Teo. El peregrino puede tomar un desvío que, a 150 metros, lo llevarán al Albergue Público de Teo. Es una buena opción para aquellos que decidieron prolongar la anterior etapa y no dormir en Padrón o los que vayan muy justos de fuerzas. Santiago nos aguarda aún a unos 13 kilómetros.
Muy cerquita se encuentra el Pazo de Faramello, edificio de comienzos del siglo XVIII de estilo barroco compostelano civil. Emblema galaico, inspirador de escritores como Rosalía de Castro o Pardo Bazán, el Pazo del Faramello descansa bajo los pies del legendario castro celta de la Reina Lupa. Tanto el Pazo como sus esplendorosos jardines es posible visitarlos todos los días a las 12:00 y a las 17:00 horas con cita previa. La entrada cuesta 10 euros y además de una explicación de todas las instalaciones, el visitante recibirá una copa de vino que se produce en el propio pazo.
Desde O Faramello tomamos la pista que nos lleva a la aldea de Francos, con su iglesia y su cruceiro, catalogado como uno de los más antiguos de Galicia. En la Carballeira de Francos se celebra cada mes de noviembre la Feria de San Martiño desde el siglo XVI. Es tradición de toda la comarca acudir a la zona y disfrutar de un día de feria y comer un buen pulpo. Dejamos Francos atrás para iniciar una nueva subida que nos lleva hasta Osebe, donde tendremos que cruzar las vías del tren hasta llegar a la carretera CP-0205. Nos dirigimos ya hacia O Milladoiro por pistas de asfalto, cruzamos el puente sobre el río Tinto y caminos de tierra y arbolado entre casas.

El trazado nos obliga a dirigirnos a la rotonda que enlaza la N-550 y la CP-0206 para tomar la pista que nos lleva hasta la capilla de Santa María Magdalena de O Milladoiro, en el ayuntamiento de Ames. Si estamos cansados, es un buen momento para hacer un descanso, ya que el peregrino podrá encontrar todo tipo de servicios: farmacia, supermercado, bares, restaurantes…


Tras Milladoiro ascendemos a Agro dos Monteiros, la cota más alta del Camino Portugués en Galicia, a 262 metros. Desde aquí obtendremos las primeras vistas de las torres de Catedral e intuiremos, por fin, el final de nuestro Camino: Santiago de Compostela. Iniciamos el descenso hasta Rocha Vella, donde nos encontraremos una bifurcación señalizada con dos mojones: si tomamos el de la izquierda entraremos en Santiago por la parroquia de Santa Marta. Así, la Ruta transcurrirá por la rúa da Cantaleta y Amanecida para seguir por A Choupana y Santa Marta. Aunque más corta, esta Ruta sigue el trazado de la carretera y los núcleos poblaciones que rodean al Hospital Clínico.


Si optamos por el de la derecha, llegaremos al barrio de Conxo.
 Este último trazado es un poco más largo pero merece la pena, ya que nos evita un mayor trazado urbano. Así, tras cruzar la vía del tren nos dirigiremos hasta Ponte Vella y cruzaremos el río Sar para entrar ya en el barrio de Conxo, cuya meta es el monasterio y la iglesia de Santa María, del siglo XVII. La tradición cuenta que fue fundando por la señora Rusuida para dar sepultura a su marido, asesinado cuando hacía el Camino de Santiago, aunque los documentos históricos atribuyen su construcción al arzobispo Xelmírez con el objetivo de albergar una comunidad de monjas.

La entrada en Santiago se hace por la zona nueva, donde las flechas amarillas brillan por su ausencia. Desde la iglesia de Conxo, el peregrino deberá tomar las calles Sánchez Freire, García Prieto y la avenida de Vilagarcía de Arousa (siempre de frente) hasta llegar a la Avenida Rosalía de Castro. Así se juntan las dos entradas del Camino Portugués en Santiago, siguiendo nuestro itinerario hasta la Alameda. Subimos las escaleras que llevan a la iglesia del Pilar y pasamos por delante de la escultura de Las Dos Marías, una de las más queridas por los compostelanos. La estatua es obra de César Lombera y representa a las hermanas Maruxa y Coralia, represaliadas durante el Franquismo. 
Iniciamos ya la recta final cruzando a Porta Faxeira, uno de los siete puntos de entrada de la muralla medieval de Santiago. La Rúa do Franco, con sus restaurantes y tiendas de recuerdos, reciben ya al peregrino en su Camino a la plaza del Obradoiro. A apenas 2 minutos de llegar a nuestro destino, en el número 4 de la Rúa do Franco, haremos nuestro último alto en el Camino para entrar en la oficina de Correos y poner el último sello que acredite nuestra peregrinación a Santiago. Y con la Credencial completa dirigimos nuestros pasos hacia el Obradoiro, donde alzaremos la vista para contemplar la Catedral de Santiago.

Consejos del Cartero

Qué ver y hacer en Milladoiro

Uxía Botana
Uxía Botana Correos Milladoiro

"En Milladoiro, al lado del Camino y justo al entrar en el núcleo urbano, se puede ver la Capilla de la Magdalena, enclave de piedra rodeado de una pequeña arboleda con bancos. De junio a septiembre está abierta de martes a domingos todas las mañanas.

Muchos peregrinos hacen aquí una parada y aprovechan también para sellar su credencial y para hacer un descanso y tomar un refrigerio antes de divisar por fin las torres de la Catedral”


Alojamientos de Padrón - Santiago de Compostela

Galería de imágenes

Última etapa del Camino Portugués
Última etapa del Camino Portugués
Santuario da Escravitude, en Padrón
Santuario da Escravitude, en Padrón
O Reguino, Camino Portugués
O Reguino, Camino Portugués
A Grela, punto de paso del Camino Portugués
A Grela, punto de paso del Camino Portugués
El Camino Portugués en su paso por Milladoiro
El Camino Portugués en su paso por Milladoiro
Capela da Madalena en el Camino Portugués
Capela da Madalena en el Camino Portugués
Interior de la Capela da Madalena en el Camino Portugués
Interior de la Capela da Madalena en el Camino Portugués
Flechas del Camino Portugués en Conxo
Flechas del Camino Portugués en Conxo
Santiago de Compostela, fin del Camino Portugués
Santiago de Compostela, fin del Camino Portugués
Reserva PAQ MOCHILA