Blog
Inicio > Cultura y tradiciones del Camino > Etapa 34: La Puerta Santa se cierra hasta 2021

Etapa 34: La Puerta Santa se cierra hasta 2021

10-11-2016

Entrar en la Catedral de Santiago por primera vez, luego de recorrer un largo camino, siempre resulta algo especial para todos los peregrinos. Pero si hay algo que puede hacerlo aún más especial es el hecho de poder hacerlo atravesando la Puerta Santa, una puerta que solo se abre bajo situaciones excepcionales y que pronto cerrará hasta la próxima vez, en el año 2021. Si quieres saber más sobre esto, te invitamos a que sigas leyendo

 

¿Qué es una Puerta Santa?

 

Si no estás muy metido en el tema puede que esta sea la primera pregunta que se te haya venido a la cabeza, lo cual es lógico ya que no se suele hablar de la Puerta Santa en otro momento que no sea cuando está abierta, cosa que sucede cada, como mínimo, cinco años.

Una Puerta Santa es, básicamente, la puerta de un templo católico que concede a quien la atraviese la indulgencia plenaria, es decir, la absolución de todos sus pecados. Lógicamente, para alcanzar esta indulgencia no basta simplemente con el acto físico de atravesar una puerta, sino que es necesario que quien lo haga también se confiese, comulgue, rece el Credo y que rece por el Papa y por sus intenciones. Una vez hecho esto, la persona es perdonada por todos sus pecados, por lo que podría entrar al cielo sin tener que pasar antes por el purgatorio.

Ahora bien, seguramente te quedaste con eso de que abre cada cinco años como mínimo, lo cual también tiene una explicación, ya que la Puerta Santa de Santiago teóricamente abre solo durante los Años Santos Compostelanos, que son aquellos años en los que la festividad del Apóstol Santiago (25 de julio) cae en domingo, cosa que se da cada cinco, seis u once años, excepto en casos excepcionales (cuando el último año de un siglo no es bisiesto, pueden darse cada siete o doce años).

 

Un poco de historia

                                                     

 

Puerta Santa de Santiago de CompostelaEl primer Año Santo Compostelano, también llamado Año Santo Jubilar Compostelano o Año Santo Jacobeo, fue instaurado por el Papa Calixto II allá por año 1122 (año en que, casualmente, se colocó la última piedra de la Catedral de Santiago), siendo en 1126 la primera vez que se celebró, y convirtiendo a Santiago de Compostela en la segunda ciudad jubilar del mundo, solo por detrás de Roma. Posteriormente, ya en 1178, fue el Papa Alejandro III quien declaró que el privilegio otorgado en su día por el Papa Calixto II pasaría a tener un carácter perpetuo, lo cual dio un impulso muy fuerte al auge de las peregrinaciones de toda Europa a través del Camino de Santiago.

Vale la pena aclarar que en ese entonces no existía aún la Puerta Santa que conocemos hoy, ya que esta fue construida en algún momento de la primera mitad del siglo XVI. Ubicada en la plaza de A Quintana, este símbolo por excelencia de los Años Santos comunica casi de inmediato al peregrino que la atraviesa con el altar mayor, donde podremos encontrar el sepulcro del Apóstol Santiago y, sobre esta cripta, la figura medieval a la que se suele dar el abrazo al apóstol.

El hecho de que la puerta se haya construido casi 400 años después de que la iglesia otorgara a Santiago el privilegio de contar con un Año Santo, indica que no es necesario atravesarla para alcanzar la indulgencia plenaria, aunque hacerlo se ha convertido en un rito que simboliza para los peregrinos la culminación física, emocional y espiritual del camino que han recorrido para llegar hasta allí.

 

La apertura de la Puerta Santa

 

Abrir una Puerta Santa no es cosa de todos los días. Para hacerlo, el arzobispo compostelano realiza un antiguo ritual que es presenciado por cientos de fieles, peregrinos y miembros de la iglesia, que consiste en golpear con un martillo de plata tres veces sobre un muro de lajas que tapian la puerta y que se colocan el día anterior para este fin. Una vez que el muro cae, el arzobispo limpia el perímetro de la puerta con agua bendita y ramas de olivo, para luego ser él mismo quien atraviese primero la Puerta Santa. Este ritual se lleva a cabo cada 31 de diciembre del año anterior al Año Santo, y se realiza uno similar cada 31 de diciembre del propio Año Santo para proceder al cierre de la puerta.

Apertura de la Puerta Santa de Santiago

 

2016, la primera excepción al Año Santo

 

Como decíamos, la Puerta Santa de la Catedral de Santiago solo se abre durante los Años Santos, por lo que, siempre considerando que el 25 de julio debe caer en domingo, el último Año Santo había sido en 2010 y el próximo no sería hasta 2021. Entonces… ¿qué paso para que se abriera esta antigua puerta este año? Pues que el Papa Francisco vio la necesidad de instaurar un Jubileo de la Misericordia, lo cual hace que no solo se haya abierto la Puerta Santa de Santiago, sino también todas las demás Puertas Santas del mundo, dando paso así a una situación sin precedentes en toda la historia.

 

El cierre de la Puerta Santa

 

Contrario a lo que pasa durante los Años Santos, la Puerta Santa no se cerrará esta vez el día 31 de diciembre, sino el 13 de noviembre. Para hacerlo, es nuevamente el arzobispo compostelano quien se encarga del cierre de la misma: con un ritual similar al de apertura, inciensa y bendice las nuevas piedras, y luego de colocar una de ellas sobre el liminar se da fin al Jubileo.

Vale aclarar que los rituales de apertura y cierre de la Puerta Santa son así durante los Años Santos Compostelanos, aunque en el caso de este Jubileo de la Misericordia el acto de apertura fue, así como será el de cierre, bastante más sobrio.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a conocer y comprender mejor todo lo relacionado a la Puerta Santa. Y recuerda que solo quedan diez días para que cierre hasta 2021, por lo que, si tienes la posibilidad, no pierdas la posibilidad de vivir esta experiencia única.

Si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo.

Ether
21-06-2019
Estube en ITALIA cuando se abrieron las puertas y me prometi ir cuando se abrieranm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario está siendo enviado, por favor espere.

El comentario se ha enviado, Gracias.

¡Buen Camino! Eso es lo que queremos en Correos, que los peregrinos puedan disfrutar al máximo de la experiencia del Camino y descubrir a través de nuestras postales nuevos lugares, historias, personas y experiencias sobre el Camino de Santiago.

¿Quieres recibir nuestras postales en tu correo electrónico?
¡Gracias por su suscripción!

Protección de datos

Antes de aceptar, debe leer la Política de Protección de datos de nuestros servicios

Solo
algunos
Acepto
todos
Ofertas y promociones; Cesión de datos a empresas del Grupo y terceras empresas para envíos comerciales; Perfilado con fuentes externas
Ofertas y promociones de Correos
Ofertas y promociones de empresas del Grupo y de terceras empresas
Perfilado con fuentes externas
Condiciones de servicio

Al contratar acepta íntegramente las Condiciones del Servicio

El Camino con Correos
Historia del Camino
Compañeros del Camino
Cultura y tradiciones del Camino
Consejos para hacer el Camino
Lugares del Camino
Los valores del Camino en 12 meses
Extranjeros en el Camino

 

Transporte Mochilas

Para que puedas hacer el Camino de Santiago ligero de equipaje

 

¡Te llevamos tu mochila o maleta de alojamiento en alojamiento! Así podrás caminar más cómodo, sin cargas, y disfrutar al máximo de cada etapa. Nos encargaremos del traslado de tu equipaje día a día desde el albergue u hotel que nos digas hasta el siguiente.

 

Envío Bicicleta 

Para enviar tu bici al punto donde empiezas el Camino o desde donde lo acabas

 

Decide dónde quieres empezar tu Camino y envía tu bici hasta allí desde cualquiera de nuestras oficinas de Correos. Cuando acabes la ruta tendrás otra oficina postal cerca para poder enviarla a casa. La enviamos con un embalaje adaptado para que apenas tengas que desmontarla y asegurada. 

 

Envío Maletas

Para todo aquello que te sobra o te falta en tu mochila 

 

Con nuestro Paq Peregrino podrás enviar maletas o paquetes a cualquier punto del Camino de Santiago – albergue, hotel, oficina de Correos, etc- para disponer de ellos allí cuando llegues. Así podrás tener más ropa o enseres que lo que te lleves para caminar. También sirve para enviar aquello que decidiste meter en tu mochila para el Camino y que ya no te resulta útil. 

 

Tarjeta Prepago

Para que no te preocupes más que de disfrutar tu Camino 

 

En Correos tenemos una tarjeta prepago que no va asociada a ninguna cuenta corriente y que te permitirá hacer el Camino de Santiago sin tus tarjetas de crédito o débito habituales. Tan sólo tendrás que cargarla con el dinero que necesites o ir recargándola según se te vaya acabando el saldo. Una manera sencilla, segura y cómoda de llevar tu dinero al Camino. 

 

 

Sellos Credencial

Para que te lleves las mejores estampas en tu Credencial 

 

En las oficinas de Correos del Camino sellamos tu Credencial del peregrino con nuestros matasellos. Muchos de ellos tienen estampados algún lugar emblemático de la zona, así podrás guardarlo de recuerdo. 

 

 

Envíos de paquetes en el 

Camino de Santiago

Para que puedas enviar paquetes sin pasarte por ninguna oficina de Correos

 

Envía tus paquetes desde las más de cien oficinas que CORREOS tiene a lo largo del Camino de Santiago o desde alguna de las “Tiendas Amigas del Camino”, una red de tiendas y alojamientos desde donde también podrás hacer envíos de paquetes a cualquier hora. Este servicio te permitirá deshacerte de cosas que llevas en tu equipaje y ya no te hacen falta, comprar recuerdos, productos típicos… sin tener que preocuparte de cargar con ellos. 

 

 

Consigna Santiago

Para que visites la Catedral de Santiago o disfrutes de la ciudad sin cargas

 

Tenemos un servicio de Consigna en nuestra Oficina de Atención al Peregrino de la Rúa do Franco, que queda muy cerca de la Plaza del Obradoiro (a unos 150 metros). Allí podrás dejar tu mochila, maleta, bici, bastón… antes de entrar a la Catedral o para visitar Santiago sin pesos. 

 

Oficinas Correos

Para ayudarte en todas las necesidades que te surjan  

 

Tenemos más de 150 oficinas de Correos a lo largo de todos los Caminos de Santiago. Estaremos encantados de recibirte y ayudarte en todo lo que necesites.