Blog

El Camino interior del País Vasco y La Rioja en sellos

El Camino con Correos

El Camino interior del País Vasco y La Rioja en sellos

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
08-04-2021

El Camino interior del País Vasco y La Rioja, también llamado Camino de Santiago Vasco del Interior, Ruta Jacobea Vasca o Ruta de Bayona, fue uno de los itinerarios jacobeos más importante en la Edad Media. 

Los peregrinos europeos la convirtieron en Ruta alternativa para llegar a Santiago ante el asedio de los bárbaros en el territorio por el que discurría el Camino del Norte y de los árabes en parte del Camino Francés. Así nació y se popularizó este itinerario que atraviesa las provincias de Guipúzcoa y Álava y que discurre por La Rioja hasta unirse al Camino Francés.

Ahora Correos le rinde homenaje, convirtiendo al Camino interior del País Vasco y La Rioja en el último protagonista de los carnés dedicados a los Caminos del Norte Peninsular.

Los Caminos del Norte Peninsular son cuatro rutas que suman un total de 1.499km y que se extienden por las comunidades autónomas del País Vasco, La Rioja, Cantabria, Asturias y Galicia.

El primer protagonista de la serie fue el Camino del Norte o Costero, de Irún a Santiago. El segundo, el Camino Primitivo, de Oviedo a Santiago. El tercero, el Camino Lebaniego, que discurre íntegramente por Cantabria hasta Santo Toribio de Liébana.

El cuarto y último de estos carnés filatélicos rinde homenaje al Camino interior del País Vasco y La Rioja, conocido también como Ruta de Bayona. Aprovechando este homenaje filatélico, os contamos el origen, auge y declive de una ruta que, junto a los demás itinerarios del norte peninsular, cuenta con el reconocimiento de Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Ruta de Bayona por el túnel de San Adrián

El Camino interior del País Vasco y La Rioja nació en plena Edad Media, con el Camino de Santiago en pleno auge y una fuerte inestabilidad territorial.

El Camino del Norte, que recorre la cornisa cantábrica desde Irún, es una de las Rutas más antiguas, al ser utilizadas por reyes cristianos y peregrinos para llegar a Santiago. Cuando comenzó el asedio de bárbaros normandos en parte de su territorio, comenzó a popularizarse una ruta más al sur. Es lo que hoy conocemos como Camino Francés.

Sin embargo, la dominación árabe en parte de esta ruta alternativa llevó a los peregrinos a buscar un nuevo Camino. Así es como surgió la llamada Ruta de Bayona, un trazado más seguro para los cristianos que se dirigían a Compostela.

Esta ruta discurría desde la ciudad francesa, entraba en España por Irún, atravesaba el Túnel de San Adrián y llegaba a San Millán / Salvatierra siguiendo el trazado de la antigua calzada romana XXXIV, Ab Asturica Burdigalam, conocida como Vía Aquitania.

El rey Alfonso X fomentó el uso de esta ruta, que se convirtió en la mejor alternativa para los peregrinos europeos, especialmente durante los períodos de guerra entre el Reino de Navarra y Francia, entre los siglos XII Y XIV.

Tras las conquistas de Nájera, Logroño, Cellorigo y Briviesca por parte de Sancho III el Mayor de Navarra, el Camino decayó en detrimento del Camino de Santiago a su paso por Navarra.

Conexión con el Camino Francés en Santo Domingo

Irún es el punto de inicio en España de esta ruta que permitía a los cristianos europeos llegar a Santiago. Frente al Camino del Norte o de la Costa, el Camino interior atraviesa las provincias de Guipuzkoa y Álava, atravesando poblaciones como Hernani, Tolosa, Vitoria o La Puebla de Arganzón.

En su entrada a La Rioja, el peregrino continúa por Haro y Santo Domingo de la Calzada, donde entronca ya con el Camino de Santiago Francés. Hay otra alternativa por la que el peregrino puede dirigir sus pasos hasta Miranda de Ebro para enganchar en Burgos con la ruta principal.

El Camino interior del País Vasco y La Rioja, sello a sello

El carné filatélico dedicado al Camino interior del País Vasco y La Rioja está formado por cuatro sellos con hitos que podrá encontrarse el peregrino a su paso.Sellos dedicados al Camino interior del País Vasco y La Rioja

El primero de los sellos está dedicado a La Puebla de Arganzón, en Burgos. La protagonista indiscutible es la Iglesia de Nuestra Señora de La Asunción, declarada Bien de Interés Cultural el 13 de junio de 1991.

El segundo de los sellos hace parada en Irún, Guipuzkoa, con la Iglesia del Juncal como protagonista. Este templo debe su nombre a la aparición, en 1400, de una talla de la Virgen en los juncales que bordeaban al estuario. Es punto de paso de peregrinos y una pieza reseñable del Irún romano, al hallarse en su trasera termas y baños públicos de esa época.

Un detalle de la fachada principal de la Catedral de Santo Domingo de la Calzada, es el motivo principal del tercero de los sellos. Data del siglo XII y en su interior se conserva la tumba del Santo, lo que lo convirtió en un importante centro de peregrinación.

El último de los sellos homenajea a otro de los puntos de esta ruta, Vitoria – Gasteiz, en Araba/Álava. La Catedral Nueva de Vitoria o Parroquia de María Inmaculada es el edificio neogótico más importante de Vitoria y está situada en el barrio de Lovaina. Su construcción está incompleta, ya que, debido a la falta de financiación, se dejaron sin realizar una serie de elementos arquitectónicos.

Si os ha gustado este carné filatélico del Camino interior del País Vasco y La Rioja y queréis haceros con él, en la Tienda online del peregrino lo tenéis disponible. Ahí podrás encontrar todo tipo de artículos relacionados con las Rutas Jacobeas, desde otros sellos como el Carné del Camino Lebaniego hasta artículos útiles para tu Camino o recuerdos.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con *