Blog

Caminus de Santiago: abriendo Camino para personas con discapacidad

Compañeros del Camino

Caminus de Santiago: abriendo Camino para personas con discapacidad

Comparte

  • Facebook
  • Twitter

Recorrer el Camino de Santiago desde Roncesvalles a Compostela en sillón de ruedas eléctrico. Este es el reto autoimpuesto por José Ignacio Fernández, Rubén Zulueta y Miguel Ángel Guede, los tres promotores de la iniciativa Caminus de Santiago. El objetivo: reivindicar la accesibilidad en el Camino de Santiago y demostrar que cualquiera puede recorrer y vivir la experiencia de la Ruta Jacobea.

Agosto es el mes elegido para recorrer los 790 kilómetros que separan la localidad navarra de Roncesvalles de Santiago de Compostela. La idea surgió el pasado verano, cuando varias personas de su grupo de amigos decidieron recorrer algunas etapas del Camino Francés. José Ignacio y Rubén acudieron a recibirlos a Burgos y se contagiaron de la ilusión y la alegría con las que habían finalizado la peregrinación. “Hacer el Camino de Santiago es algo muy especial para todo el mundo y, sin haberlo vivido, nos contagiaron de ese espíritu. Así que le dije a Jose: ¿y nosotros por qué no hacemos también el Camino? Y aquí estamos”, resume Rubén.

 

Caminus de Santiago

Los tres recorrerán una media de 40km al día en sillones de ruedas eléctricos, unos vehículos especiales que se adaptan a las necesidades de José Ignacio y Rubén, ambos afectados por distrofia muscular, enfermedad degenerativa del sistema neurológico y muscular que les provoca una severa movilidad reducida. Miguel Ángel es la tercera pata de este proyecto. Como gran conocedor del Camino de Santiago acompañará a sus amigos en esta primera experiencia. Y lo hará en sus mismas condiciones: viviendo en primera persona la Ruta Jacobea en silla de ruedas, con sus dificultades, problemas y complicaciones.

A pesar de los condicionantes, la idea de estos tres amigos es realizar el Camino de Santiago como lo haría cualquier peregrino. Probablemente cuenten con un vehículo de apoyo en la que llevar recambios de baterías, ruedas, amortiguaciones… Pero cada uno peregrinará con su mochila y se irá adaptando a la red de alojamientos y servicios que ofrece el Camino Francés. El fin último: ir creando Camino para el que venga detrás. Para ello irán detectando y documentando puntos negros a lo largo de la Ruta, barreras que hacen inaccesible el Camino, aquellas partes más complicadas…

Guía para personas con diversidad funcional

Porque una de las grandes ilusiones de este equipo Caminus es ir elaborando una especie de guía u hoja de ruta en la que puedan explicarle a personas con diversidad funcional cómo pueden y por dónde deben ir haciendo el Camino de Santiago. “Tenemos que encontrar el Camino alternativo para los demás. Que la persona que tenga cualquier tipo de minusvalía y pretenda hacerlo después de que lo hagamos nosotros, pueda realizar el Camino de Santiago sin problemas”, explica Rubén.

El reto para Miguel Ángel será doble, ya que es su primera vez en silla de ruedas. Con ello buscan transmitir a las personas sin problemas de movilidad las dificultades que viven en su día a día. “Va a ser un reto bastante grande. Yo ya he hecho el Camino de Santiago andando. Pero la silla de ruedas es algo completamente nuevo. No te lo puedes imaginar hasta que no te ves en ella. No sé cómo me voy a sentir, cómo la voy a utilizar”, explica Miguel Ángel. Durante los aproximadamente 20 días que dure su Camino nos irán contando su experiencia a través de las Redes Sociales, donde ya tienen un canal propio en Facebook, Instagram y Youtube.

Para llevarlo a cabo, Caminus de Santiago ha puesto en marcha toda una serie de acciones solidarias con las que buscan sufragar los gastos del viaje. La más reciente: la venta de camisetas con un diseño especial de la aventura.

El valor de la superación en el Camino

Pero Caminus de Santiago no quiere quedarse en algo puntual. Tras realizar el Camino de Santiago, la idea de estos tres peregrinos es convertir esta iniciativa en un proyecto solidario a largo plazo que reafirme el valor de la superación. “Queremos ser embajadores de la accesibilidad universal”, asegura Rubén, quien ve este proyecto como una intensa experiencia humana en la que se demostrará una gran capacidad de superación y que conectará emocionalmente con miles de personas a lo largo del Camino.

Y por ello, Caminus de Santiago va a ir de la mano de la mano de la Fundación Isabel Gemio para la Investigación de Distrofias Musculares y otras Enfermedades Raras. Desde Caminus de Santiago ya se ha puesto en marcha un número de cuenta en el que cualquiera puede realizar una donación. Todo lo recaudado financiará proyectos de investigación científica que busquen  tratamiento o cura para las enfermedades minoritarias.


Comentarios
Emilio Fernandez
magnifica iniciativa por favor poneros en contacto conmigo cuando terminéis la experiencia, nosotros estamos trabajando para hacer que uno de los caminos sea adaptado tanto en los albergues, actualmente el numero de plazas es a todas luces insuficiente, como en la adaptación de los tramos. seria muy interesante si podeis informarnos sobre todas las deficiencias que detectasteis, si os podeis por favor contantad atraves del correo. obrigado
02-09-2019

Salvador Simon Jiménez
Soy tetraplejico y junto a otros miembros de mi asociación hicimos los últimos 100 km desde Sarria hasta Santiago con silla de ruedas a dacta Dole una bicicleta batec a la silla una esperencia única con muchas dificultades porque fue por donde iban todos los peregrinos por cierto mi asociación es Amfiju de Murcia
13-02-2019

Elisa
Estoy interesada en hacer el recorrido en silla de ruedas pues m podrías tengo esclerosis múltiple y desde hace más de cuatro años sueño con ello pero no sé cómo no encuentro asociación que lo haga de forma accesible para minusválidos gracias
04-02-2019

Natxo
Santiago os espera. A por él
31-01-2019

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con *