Camiño Sanabrés

Santa Marta de Tera-Mombuey

36 km Dificultad
Por delante espera una etapa de largo recorrido, pero que ofrece la posibilidad tanto por albergues, como por servicios, de partirla en tramos más cortos, al gusto y necesidades de los peregrinos.

La vegetación que acompaña al río Tera y el área recreativa La Barca reciben a los madrugadores tras su salida de Santa Marta de Tera en dirección a Calzadilla de Tera, siguiente localidad en ruta, que se alcanza pasados los 11 kilómetros de recorrido. Por este pueblo transcurría la calzada romana Vía Augusta, que se dirigía a Astorga desde tierras lusas. En él se puede pernoctar o dotarse del avituallamiento necesario para continuar el Camino.

Apenas 2 kilómetros después se sitúa el lugar de Olleros de Tera, para ir al embalse de Nuestra Señora de Agavanzal, con la opción durante ese tramo de tomar un desvío que conduce al santuario que lleva ese mismo nombre.

Cruzando la presa hidráulica, con 18 kilómetros a las espaldas, se continúa hasta el pueblo de Villar de Farfón, con la iglesia de San Pedro y su talla bicentenaria, para luego emprender la subida hasta un alto donde ya se divisa Río Negro del Puente. Un penúltimo esfuerzo lleva a esta población, originaria de la histórica Cofradía de los Falifos y también lugar de origen del conquistador Diego de Losada, uno de los fundadores de la ciudad de Caracas, actual capital de Venezuela.

A aquellos que decidan no hacer noche en Río Negro y seguir hasta Mombuey, les faltan alrededor de 9 kilómetros para llegar a esta villa zamorana, a la que se arriba por pistas y páramos. Próxima a la autovía A-52, la localidad ofrece todos los servicios y en ella se puede visitar la iglesia  parroquial de la Asunción, que cuenta con una torre fechada en el siglo XIII y que se cree fue construida por los templarios donde se puede contemplar un busto de un buey que ha dado nombre a la localidad.
Descarga
CONTRATA PAQ MOCHILA
Albergues
Hostales
Pensiones
Hoteles

El consejo del cartero

“En Mombuey podemos disfrutar de una gastronomía muy típica de la zona. En la época de la recolección de setas encontramos gran variedad, pero sobre todo es muy abundante el apreciado “boletus”. También es muy famoso el pan de la localidad así como la ternera, pues esta zona de Zamora es de gran tradición ganadera. En la misma carretera nacional al paso por el pueblo encontraremos varios negocios donde podremos hacernos con estas exquisiteces”. Soledad Rodríguez Montesinos, Correos de Mombuey.