Camiño Sanabrés

Cea - A Laxe

30,5 km Dificultad
Por la parte trasera de la Torre del Reloj se haya un cruce de carreteras que se debe tomar a mano izquierda, para coger a continuación la carretera OU-406 en dirección a Oseira*. Se abandona la vía en el lugar de Cotela, para ir hacia Piñor y O Reino.

Cruzando por encima de la autovía AG-53, que une Ourense con Santiago, se entra en ascenso en la provincia de Pontevedra, solo con la compañía del paisaje. Se baja hasta Castro Dozón.

* Esta vía es la directa, pero se puede realizar una variante que pasa por Oseira y su bonito monasterio, que añade algo más de 4 kilómetros a la etapa. Se saldría de Cea por el mismo cruce, pero tomándolo de frente y avanzando hasta dejar a un lado la aldea de Silvaboa y llegar a Pielas. El Mosteiro de Santa María de Oseira fue erigido en el siglo XII y en el viven a día de hoy una docena de monjes cistercienses. Es posible visitar sus hermosos claustros e incluso alojarse allí, ya que cuenta con albergue de peregrinos.

Desde el Mosteiro se continuaría por Vilarello, Carbadeliña y A Gouxa, esta última ya en la provincia de Pontevedra, a menos de 2 kilómetros de Dozón.

Se deja Dozón por una pista asfaltada que va en paralelo a la nacional N-525 y que pasa por la iglesia de San Salvador. Se recorren 4 kilómetros por pistas próximas a la vía principal, hasta entrar en el concello de Lalín.

Se pasa por las pequeñas aldeas de Puxallos y Pontenoufe, para cruzar el río Asneiro y llegar a A Xesta. El verde y los paisajes rurales rodean el Camino, que pasa por los lugares de Botos y Doisón, donde se pueden encontrar servicios. En la parroquia de A Laxe hay albergue de peregrinos, para los que opten por pernoctar aquí.

Otros prefieren salir del Camino y aproximarse a Lalín, villa que es centro geográfico de Galicia y en la que se ofrecen todos los servicios.
Descarga
CONTRATA PAQ MOCHILA
Albergues
Hostales
Pensiones
Hoteles

El consejo del cartero

“Si coincide pasar por A Gouxa el día 11 de mes hay una feria con “pulpeiras”, esta feria tiene gran tradición y todavía quedan restos de los antiguos puestos del siglo XVIII llamados “pendellos”. Inés Fernández, Correos de Dozón. 

“En Botos se encuentra la iglesia donde en octubre se celebra el San Judas Tadeo, patrón de las causas imposibles, es mucha la gente que se acerca para ofrecerse”. Román Villanueva, Correos de Lalín.