Camiño Francés

Saint Jean Pied de Port - Orreaga/ Roncesvalles

25’5 km Dificultad
Cada vez son más peregrinos los que eligen la localidad de Saint Jean Pied de Port para iniciar el Camino Francés. Los primeros veinte kilómetros de trayectoria son en ascenso, con algunos tramos de pendiente marcada, por lo que se recomienda un ritmo pausado de caminata.

La etapa arranca del puente medieval sobre el río Nive y atraviesa este pueblo centenario, rodeado por su antigua y hermosa muralla. Siguiendo la señal de Cheminde Saint Jacques de Compostelle* la carretera rural discurre a continuación por lugares residenciales, como Iruleya, Erreculus o Huntto, hasta llegar a un fabuloso mirador.

Pasado Orisson, la carretera de montaña nos muestra los paisajes de la Aquitania Francesa, hasta la Virgen de Biakorri. Realizados 15 kilómetros de recorrido, la señal Roncevaux/Orreaga lleva monte a través hacia las laderas del pico KeizarAtheka y el collado de Bentarte, con la Fuente de Roldán. Ya entrando en Navarra, el camino continúa ascendiendo hasta alcanzar los 1430 metros de altura, en el collado Lepoeder. Una doble señalización da al peregrino a elegir: un tramo más corto a Roncesvalles de 3’6 km y fuertes pendientes, o 400 metros a mayores recorriendo el monte Donsimon, con excelentes vistas desde el alto de Ibañeta. Allí se sitúa la capilla de San Salvador. El bosque se interna hasta conducirnos a Roncesvalles.

* Ojo! En invierno hay tramos peligrosos, por lo que es necesario contactar con los servicios de emergencia antes de emprender la caminata. Desde el 1 de noviembre y hasta el 31 de marzo los caminantes deberán acceder a Navarra por otro itinerario: el de Arnéguy y Varcarlos, en un desvío indicado al pasar la muralla de Saint Jean Pied de Port. Transcurre a 895 metros de altitud por el valle de Valcarlos, y avanza hasta el primer enclave foral paralelo a la carretera nacional. 
Descarga
CONTRATA PAQ MOCHILA
Albergues
Hostales
Pensiones
Hoteles

El consejo del cartero

“La visita al conjunto arquitectónico de Orreaga-Roncesvalles es obligada al finalizar nuestra primera etapa. En pleno Pirineo, no existe ninguna población más allá de la propia institución religiosa y constituye una oportunidad para conocer de primera mano la importancia que este punto tiene en el Camino Francés, la ruta Jacobea más importante”. Carlos Barberena, Correos de Orreaga-Roncesvalles.