Camiño Francés

Etapa 4 desde Somport: Ruesta-Sangüesa

22 km Dificultad
Se deja atrás Ruesta por la pasarela que cruza el río Regal, pasando por la ermita románica de Santiago y ascendiendo hacia el monte Fenerol, un tramo inicial que supone un esfuerzo por el creciente desnivel, pero que ofrece unas hermosas vistas de la sierra de Leyre, con el pico de Arangoiti, y del embalse de Yesa.

La primera mitad de esta etapa continúa por el monte, ya en descenso, hasta el pueblo de Undués de Lerda, último pueblo aragonés, donde es aconsejable tomar un respiro y visitar sus casas palaciegas y la iglesia de San Martín.

Saliendo de Undués, continúa la bajada y el Camino abandona Aragón para entrar en Navarra, hacia el Llano del Real. Se salva la variante y la histórica villa de Sangüesa recibe al peregrino. Con algo más de 5000 habitantes, en sus antiguas calles destaca una joya arquitectónica: la portada de la Iglesia de Santa María la Real, monumento nacional y muestra única del estilo románico.

Un paseo por su casco viejo permite también descubrir otros edificios destacables, como la Iglesia de Santiago, el Palacio Príncipe de Viana o el convento de San Francisco de Asís, ejemplos del rico patrimonio de este pueblo, fruto de siglos de historia. La localidad, de marcado carácter jacobeo y reconocida hospitalidad, ofrece además todos los servicios y opciones de hostelería y ocio.
Descarga
CONTRATA PAQ MOCHILA
Albergues
Hostales
Pensiones
Hoteles

El consejo del cartero

“En Tiermas, localidad de Zaragoza y en pleno paso del Camino Aragonés  encontrarás las ruinas de un antiguo balneario que cuando el nivel de las aguas están por debajo  del embalse de Yesa,  emana agua caliente que permite prácticamente ya desde el mes de febrero disfrutar de un baño en las aguas sulfuradas de este manantial”. María Peña Ara Pérez. Correos de Tiermas.