Vía de La Plata

Vía de la Plata. De Mérida a Santiago

28 etapas 741 Km

Mérida es, para muchos, el auténtico punto de partida de la Vía de la Plata. Y esto se debe a que este Camino de Santiago que une el sur peninsular con Compostela toma su nombre de la calzada romana que unía Emerita Augusta (Mérida) con Asturica Augusta (Astorga). Es uno de los Caminos más largos y también más exigentes, no tanto por la dureza de sus etapas –casi todas llanas y sin grandes desniveles- sino por el extremo calor que debe soportar el peregrino a lo largo del trayecto. Por este motivo, está desaconsejado recorrer este Camino en los meses centrales del verano, siendo la mejor época la primavera y el otoño.

Empezando en Mérida nuestro Camino a Santiago nos perderemos un bonito inicio en la monumental Sevilla y nos ahorraremos algunos pueblos de la sierra hispalense. Aún así serán cerca de 750 kilómetros que dividiremos en 28 etapas. Tramos llanos, con escasos servicios intermedios y con un paisaje dominado por la dehesa extremeña son los puntos fuertes de un Camino que parece pensado para ciclistas. A pesar de la existencia de algunos altos, principalmente al llegar a Castilla y León, la Ruta es cómoda para aquellos que elijan peregrinar sobre dos ruedas. Eso sí, tanto caminantes como bicigrinos deberán preparar bien su mochila y llevar consigo lo necesario para la etapa, pues en muchas etapas tendrán como únicos compañeros de Camino a la soledad, el fuerte sol y alguna que otra vaca o cerdo.


La Vía de la Plata se bifurca en la provincia de Zamora, donde el peregrino deberá tomar la decisión de continuar hasta Santiago por el Camino Sanabrés –entrando en Galicia por la provincia de Ourense- o enlazar con el Camino Francés, llegando a Compostela por la vía elegida por los peregrinos europeos. No obstante, la Vía de la Plata es el paraíso de las flechas amarillas, por lo que el caminante no tendrá duda a la hora de elegir el itinerario correcto.

Mérida
se presenta como un inmejorable punto de inicio para llegar a Santiago. Declarada Patrimonio de la Humanidad, Mérida alberga una inmejorable colección de vestigios romanos. De visita obligada son su Teatro y Anfiteatro Romano, que comenzaron a construirse en el 16 a.C. y 8 a.C. respectivamente. El puente romano sobre el río Guadiana, el Circo romano, el Templo de Diana o el Arco de Trajano son algunas de las joyas que Mérida ofrece a todo caminante. Mérida también ofrece suculentos manjares entre los que destacan, sin duda indispensable probar alguno de sus excelentes embutidos, especialmente su jamón ibérico de bellota protegido con la Denominación de Origen Dehesa de Extremadura.
Tras admirar siglos de Historia en sus calles milenarias, nos despedimos de Mérida para poner rumbo a Santiago a través de pistas de tierra que resultan cómodas al caminante. Seis serán las etapas que discurran por tierras extremeñas, con los olivares y las tierras ganaderas como principal paisaje.

Al llegar a Cáceres, fin de la segunda etapa, el peregrino deberá tomarse un merecido descanso para disfrutar de la segunda ciudad Patrimonio de la Humanidad de esta Ruta. 
Nuestro Camino de Santiago discurrirá sin complicaciones hasta la entrada a la comunidad de Castilla y León, con el Puerto de Béjar dándonos la bienvenida a casi 1.000 metros de altitud. A partir de aquí, las temperaturas serán un poco más bajas y el paisaje algo más boscoso aunque la dificultad de las etapas seguirá siendo baja.

Llegados a Castilla y León, Salamanca será la ciudad más grande que atravesará el peregrino. Y como ciudad Patrimonio de la Humanidad que es merecerá una amplia visita, con parada indispensable en sus Catedrales –la Nueva y la Vieja- y a su Universidad, la más antigua de España. Imprescindible para el peregrino resulta la Casa de las Conchas, una antigua casa señorial que hace referencia al Camino de Santiago con las más de 300 vieiras que adornan su fachada.


Por descampados y largas etapas con apenas dificultad añadida se llega a Zamora por su puente medieval sobre el río Duero. Zamora respira románico por todas sus esquinas y además de tomar unos vinos y unos pinchos por su casco histórico, no deberíamos perdernos su Catedral y su castillo. Además, si realizamos el Camino de Santiago en Semana Santa debemos saber que Zamora es una de las ciudades de España con más tradición, hasta el punto de que fue declarada de Interés Turístico Internacional.

De Zamora a Granja de Moreruela nos separan dos etapas, marcadas por extensos campos de cereales. Será aquí donde el peregrino deberá tomar la decisión de continuar a Santiago por el Camino Sanabrés o por el Francés. Si toma el Camino Sanabrés, Santiago quedará a 14 etapas que discurren por el noroeste de Zamora y el interior de Ourense y Pontevedra. Etapas asequibles y con escasas poblaciones intermedias protagonizarán prácticamente nuestro itinerario hasta Santiago. Puebla de Sanabria (en Zamora) y Ourense (en Galicia) serán las poblaciones más grandes que atraviese esta Ruta que nos lleva a entrar en Santiago por el coqueto barrio de Sar. Tras acceder al casco histórico por el Arco de Mazarelos, el peregrino ya dirigirá sus pasos por la rúa Xelmírez hasta la plaza de Platerías, donde podrá acceder a la Catedral de Santiago y abrazar al Apóstol.


Si decidimos continuar por el Camino Francés, tendremos que recorrer cuatro etapas hasta llegar a Astorga, donde ya engancharemos la Ruta que comienza al otro lado de los Pirineos.
Desde Astorga serán 10 etapas que recorren algunas de las comarcas más bonitas de León como La Maragatería y el Bierzo, con pueblos tan destacados como la propia Astorga, Ponferrada o Villafranca del Bierzo. La entrada en Galicia contrastará con las llanuras de la Vía de la Plata, con la subida a O Cebreiro como bienvenida. Los últimos 100 kilómetros de este duro Camino tendrán las poblaciones de Sarria, Portomarín, Palas de Rei y Arzúa como protagonistas, entrando a Santiago de Compostela por el mismo lugar que lo hacían los peregrinos en la Edad Media. La Catedral y el Apóstol Santiago estarán esperándonos tras entrar al Obradoiro desde la Azabachería. 

TODAS LAS ETAPAS

¿Cómo llegar a Mérida?

¿Cómo llegar a Mérida en avión? Los aeropuertos más cercanos son el de Bajadoz, a 40 kilómetros, y el de Sevilla, a 200 kilómetros. El aeródromo de Talavera de la Reina (Badajoz) cuenta con vuelos diarios con Madrid a través de la compañía Air Europa.

¿Cómo llegar a Mérida en tren?
Mérida cuenta con conexiones a Madrid, Sevilla, Badajoz, Cáceres y Lisboa. Puede consultar horarios y desplazamientos en la página web de Renfe.

¿Cómo llegar a Mérida en autobús?
Con el Grupo Avanza hay un buen número de conexiones diarias entre Madrid y Mérida.

¿Cómo llegar a Mérida por carretera?
 
  •  A-66. A través de la Autovía Vía de la Plata que conecta Gijón-Sevilla.
  •  A-5. A través de la Autovía que conecta con Madrid.
Asociaciones del Camino de Santiago
Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Cáceres
Ronda del Carmen, 35, 8º
Cáceres, 10002

 

Transporte Mochilas

Para que puedas hacer el Camino de Santiago ligero de equipaje

 

¡Te llevamos tu mochila o maleta de alojamiento en alojamiento! Así podrás caminar más cómodo, sin cargas, y disfrutar al máximo de cada etapa. Nos encargaremos del traslado de tu equipaje día a día desde el albergue u hotel que nos digas hasta el siguiente.

 

Envío Bicicleta 

Para enviar tu bici al punto donde empiezas el Camino o desde donde lo acabas

 

Decide dónde quieres empezar tu Camino y envía tu bici hasta allí desde cualquiera de nuestras oficinas de Correos. Cuando acabes la ruta tendrás otra oficina postal cerca para poder enviarla a casa. La enviamos con un embalaje adaptado para que apenas tengas que desmontarla y asegurada. 

 

Envío Maletas

Para todo aquello que te sobra o te falta en tu mochila 

 

Con nuestro Paq Peregrino podrás enviar maletas o paquetes a cualquier punto del Camino de Santiago – albergue, hotel, oficina de Correos, etc- para disponer de ellos allí cuando llegues. Así podrás tener más ropa o enseres que lo que te lleves para caminar. También sirve para enviar aquello que decidiste meter en tu mochila para el Camino y que ya no te resulta útil. 

 

Tarjeta Prepago

Para que no te preocupes más que de disfrutar tu Camino 

 

En Correos tenemos una tarjeta prepago que no va asociada a ninguna cuenta corriente y que te permitirá hacer el Camino de Santiago sin tus tarjetas de crédito o débito habituales. Tan sólo tendrás que cargarla con el dinero que necesites o ir recargándola según se te vaya acabando el saldo. Una manera sencilla, segura y cómoda de llevar tu dinero al Camino. 

 

 

Sellos Credencial

Para que te lleves las mejores estampas en tu Credencial 

 

En las oficinas de Correos del Camino sellamos tu Credencial del peregrino con nuestros matasellos. Muchos de ellos tienen estampados algún lugar emblemático de la zona, así podrás guardarlo de recuerdo. 

 

 

Envíos de paquetes en el 

Camino de Santiago

Para que puedas enviar paquetes sin pasarte por ninguna oficina de Correos

 

Envía tus paquetes desde las más de cien oficinas que CORREOS tiene a lo largo del Camino de Santiago o desde alguna de las “Tiendas Amigas del Camino”, una red de tiendas y alojamientos desde donde también podrás hacer envíos de paquetes a cualquier hora. Este servicio te permitirá deshacerte de cosas que llevas en tu equipaje y ya no te hacen falta, comprar recuerdos, productos típicos… sin tener que preocuparte de cargar con ellos. 

 

 

Consigna Santiago

Para que visites la Catedral de Santiago o disfrutes de la ciudad sin cargas

 

Tenemos un servicio de Consigna en nuestra Oficina de Atención al Peregrino de la Rúa do Franco, que queda muy cerca de la Plaza del Obradoiro (a unos 150 metros). Allí podrás dejar tu mochila, maleta, bici, bastón… antes de entrar a la Catedral o para visitar Santiago sin pesos. 

 

Oficinas Correos

Para ayudarte en todas las necesidades que te surjan  

 

Tenemos más de 150 oficinas de Correos a lo largo de todos los Caminos de Santiago. Estaremos encantados de recibirte y ayudarte en todo lo que necesites.