Xacobeo 21-22
Camino Portugués
Etapa

Viana do Castelo – Caminha / A Guarda

Esposende – Viana do Castelo A Guarda - Oia
28km

Última etapa de nuestro Camino Portugués de la Costa en tierras lusas. Esta quinta jornada nos llevará desde Viana do Castelo a Caminha, donde podremos pasar la noche o tomar el ferry que nos llevará directamente a A Guarda, entrada de esta Ruta Jacobea en Galicia.


Esta etapa cuenta con dos variantes: la “oficial”, que discurre por el interior, o bien recorrer las sucesivas playas. Vila Praia de Âncora será el punto de unión de ambas. Tanto la dificultad como la distancia son similares con ambas opciones. La única diferencia está en que el camino “de interior” está señalizado con flechas amarillas y la alternativa costera, no. De todas formas, no tiene pérdida. Todo dependerá de nuestras preferencias.

Viana do Castelo – Vila Praia de Âncora por la costa.
Si optamos por recorrer este primer tramo junto al mar, el Camino hasta Vila Praia de Âncora lo haremos atravesando los largos arenales de la zona.
Desde Viana solo hay que tomar la Avenida do Atlântico y dirigirse a la playa Norte.
A partir de aquí serán unos 18 kilómetros, aproximadamente, que transcurrirán a lo largo del GR-1 y la Ecovía Litoral Norte, alternando tramos pavimentados con pasarelas de madera.
La entrada a Vila Praia de Âncora podemos realizarla directamente por la playa, pisando arena, o el arcén de la carretera N-13. Si optáis por este último tramo, os pedimos que extreméis precauciones.

Viana do Castelo – Vila Praia de Âncora por interior.
El trazado “oficial” del Camino Portugués de la costa lo encontraremos señalizado con las tradicionales flechas amarillas. Salimos de Viana do Castelo y rodeamos el monte de Santa Luzía en un tramo urbano de unos 5km que nos llevará a pasar bajo las vía del tren y caminar por un paso inferior de la Avenida 25 de abril, circunvalación de la ciudad.

Desde Areosa seguimos en dirección a Carreço, un tramo en el que combina bosques de pinos, asfalto y caminos empedrados que, en algún momento, nos dejará estupendas vistas sobre el litoral. Poco después de superar la iglesia de Carreço nos internamos en un tramo boscoso hasta Afife.
El convento de Sao Joao de Cabanas bien merece una parada.
El antiguo convento benedictino se encuentra en un paraje idílico, rodeado de un frondoso bosque y acompañado de un pequeño riachuelo, perfecto para tomarse un respiro. Un sendero salpicado de cruceiros nos llevará hasta la aldea de Barreiros. Tras cruzar la carretera N-305 y superar la N-13 gracias a un paso elevado llegamos a Vila Praia de Âncora.
Tras estos primeros 18 kilómetros de etapa, Âncora se presta a tomarnos un descanso. La localidad cuenta con numerosos servicios de restauración y una kilométrica playa que invita a contemplar el mar o tomarse un baño.
Desde el fuerte da Lagarteira de Vila Praia de Âncora, el Camino Portugués de la Costa se vuelve a unificar hasta llegar a Caminha, a escasos 10 kilómetros.
Seguimos el litoral y cruzamos por un paso inferior bajo la vía del tren para entrar en la localidad de Moledo.
A partir de aquí, una carretera secundaria paralela a las vías del tren nos llevarán directamente hasta Caminha.
Una vez aquí, podemos elegir entre quedarnos a pasar la noche y recorrer las encantadoras calles de esta localidad portuguesa o continuar nuestro Camino hasta A Guarda. Debemos tener en cuenta que, tras el recorrido en barco, nos quedan aún unos 3,5 kilómetros a pie hasta llegar al centro de A Guarda.
¿Qué ver y hacer en Caminha? Si nos decidimos a pasar la noche en Caminha podremos disfrutar de su bello casco histórico. En él destaca la plaza del Ayuntamiento, siempre animada y llena de terrazas, con su chafariz de origen renacentista colocado en el centro. En la misma plaza podremos admirar la Torre del Reloj, que da acceso al barrio histórico y medieval, y la iglesia de la Misericórdia.
En el interior del casco histórico encontramos la iglesia Matriz, de estilo gótico, y parte de la muralla que rodea Caminha. Al lado del templo se encuentra una rampa para subir a la muralla, desde la que contemplar hermosa vistas del Miño con Santa Tegra al fondo. No os podéis ir de Caminha sin disfrutar de su gastronomía y daros un último homenaje con la excelente gastronomía portuguesa.  
 Caminha – A Guarda. En Caminha, al peregrino le espera una nueva aventura. Para hacer el trayecto Caminha - A Guarda, primer pueblo del Camino Portugués de la Costa, el peregrino deberá tomar el ferry. El trayecto dura unos 23 minutos en el que poder disfrutar de la belleza de la desembocadura del río Miño, la frontera natural que separa Portugal de España.
 Al llegar a Caminha es necesario consultar el horario de los ferrys, ya que varían según el estado de la marea. Si queremos y es posible continuar, tras hacer el recorrido en barco nos quedan unos 3,5 kilómetros hasta A Guarda. En el puerto de Camposancos seguimos las flechas amarillas y rodeamos el monte de Santa Tegra. Tras la subida llegamos a la carretera de Camposancos y seguiremos un trayecto que combina zona urbana y caminos de tierra que nos llevarán hasta la entrada de A Guarda.

¿Qué ver y hacer en A Guarda? A pesar de que la etapa ha sido larga, merece la pena visitar A Guarda antes de partir hacia Oia. Aprovecha que la siguiente etapa es más corta, alrededor de unos 16 kilómetros, para hacer un esfuerzo el día de llegada o retrasar la salida y conocer A Guarda.
Sin duda, uno de los mayores atractivos de esta localidad gallega es el monte Santa Tegra. Se trata del poblado celta más visitado de Galicia, que data del siglo I a.C. al  siglo I d.C.
Además de admirar los castros y petroglifos, Santa Tegra ofrece unas panorámicas únicas de A Guarda y de la desembocadura del río Miño.
Aquellos peregrinos que decidan renunciar a esta excursión tendrán oferta de sobra en A Guarda.
Os recomendamos realizar un paseo por la Praza do Reló y el Castillo de Santa Cruz, antigua fortaleza sobre el río Miño, así como por su fachada marítima, en la que llaman la atención sus coloridas casas. Tampoco te puedes ir de A Guarda sin visitar su puerto y probar su alimento estrella: la langosta.

Alojamientos de Viana do Castelo – Caminha / A Guarda

Galería de imágenes

Reserva PAQ MOCHILA