Blog

Seguridad en los albergues del Camino de Santiago tras la Covid-19

Camino de Santiago y Covid-19

Seguridad en los albergues del Camino de Santiago tras la Covid-19

Comparte

  • Facebook
  • Twitter

¿Cómo será el Camino de Santiago tras la crisis del coronavirus? Carecemos aún de respuestas pero seguro que disfrutaremos más de sus gentes, de sus paisajes y de sus lugares. De lo que estamos convencidos es que el Camino de Santiago será aún más seguro. En ello están trabajando los albergues de las Rutas Jacobeas, que esperan convertirse en “albergues seguros” para el peregrino.

El Gobierno de España y las comunidades autónomas están trabajando en la puesta en marcha de un protocolo sanitario único frente a la Covid-19 que permita a los albergues su reapertura evitando el contagio de los usuarios a la vez que se protege al personal.

El Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) ha elaborado, así, una guía con medidas para la reducción de contagio por coronavirus en los albergues y hostels de España. Este documento no se refiere específicamente a los albergues del Camino de Santiago pero nos da pistas de cómo será alojarse en el Camino tras el coronavirus. Os resumimos algunas de las recomendaciones que recoge y que nos permitirá volver seguros a las Rutas Jacobeas.

Medidas generales de protección en el albergue

Los albergues deberán poner en marcha un plan de contingencia para evitar el contagio por coronavirus entre hospitaleros y peregrinos.  Estos protocolos, que diseñará cada alojamiento según sus necesidades, deberán cumplir una serie de medidas de seguridad básicas que resumimos en tres puntos.

  1. Garantizar la distancia de seguridad. Se recomienda garantizar la distancia mínima establecida (1,5 - 2 metros) entre los empleados, clientes y empleados-clientes, redistribuyendo los espacios de las instalaciones y organizando la circulación de personas. Se establecerá un control  de aforo si fuese necesario.
  2. Lavado de manos y medidas de protección individual. Los alojamientos deberán organizar turnos de personal para garantizar la distancia de seguridad, facilitar los elementos de protección individual necesarios (guantes y mascarillas, por ejemplo) y promover un correcto lavado de manos. En todas las estancias se facilitarán soluciones hidroalcohólicas para los clientes..
  3. Correcta ventilación y desinfección. Se incrementarán las frecuencias de limpieza e desinfección, especialmente en zonas de uso compartido, duchas y aseos; así como en las zonas de mayor contacto (superficies, pomos, grifos, llaves/tarjetas…). Además, se garantizará una ventilación adecuada en todas las áreas del albergue.

El ICTE detalla, también, toda una serie de medidas más específicas para cada una de las zonas con las que cuenta el albergue.

Os recordamos que el aforo de estos locales durante la desescalada se limita según la fase en la que se encuentre cada territorio. En las provincias con mejores condiciones el aforo máximo será, en todo caso, del 50%. La apertura de las zonas comunes está condicionada también al cambio de fase de cada territorio. Podéis consultar toda la información de la desescalada en nuestro artículo El Camino de Santiago y el coronavirus.

Pasamos a detallar las diferentes recomendaciones de seguridad según las instalaciones del albergue:

Recepción y acogida en el albergue

  1. Saludo sin contacto físico. Se evitará el saludo con contacto físico, incluido el dar la mano, tanto al resto de personal como a clientes.
  2. Medidas de desinfección. En la zona de recepción y acogida debe hacer solución desinfectante para manos y pulverizador desinfectante para zapatos, mochilas, bicicletas, etc. Además, se recomienda colocar alfombras desinfectantes a la entrada de los establecimientos.
  3. Guardar la distancia de seguridad. El albergue debe garantizar la distancia mínima establecida. Si no es posible guardarla entre el personal y los clientes en la zona de recepción se deben instalar elementos físicos como una mampara o pantalla protectora, de fácil limpieza y desinfección, o bien utilizar mascarilla. Además, se colocarán de manera visible marcadores de distancia entre los clientes para evitar aglomeraciones y garantizar la distancia mínima de seguridad.
  4. Reseva, checking online y pago con tarjeta. La guía apuesta por facilitar la reserva y el checking online, el pago con tarjeta u otros medios electrónicos, preferiblemente contactlees para evitar contactos innecesarios.
  5. Sin folletos o documentación impresa. En las instalaciones de los albergues se evitará cualquier elemento decorativo, así como colocar folletos u otro tipo de materiales informativos. Se aconseja proporcionar la información de forma online

Habitaciones individuales y compartidas

  1. Gel y alfombras desinfectantes. En las habitaciones deberá disponerse de soluciones hidroalcohólicas. También es recomendable instalar alfombras desinfectantes en las entradas de las habitaciones.
  2. Distancia de seguridad entre camas y literas. El albergue deberá reorganizar la disposición de las camas y literas para garantizar la distancia de seguridad mínima, así como garantizar el aforo máximo permitido.
  3. Lencería individual. En las habitaciones compartidas, el albergue facilitará sábanas y mantas embolsadas o empaquetadas. Será el propio peregrino el que deba hacer su propia cama e indicarle que evite tocar camas o literas de otros clientes.

Aseos y duchas de uso común

  1. Solución desinfectante. Al igual que en el resto de las estancias del albergue, el peregrino podrá encontrar un dispensador con solución desinfectante.
  2. Dispensadores individuales de jabón y papel en los servicios.
  3. Evitar el uso de alfombrillas u otros elementos textiles comunes.
  4. Uso de calzado apropiado.
  5. Control de turnos para evitar aglomeraciones y respetar la distancia de seguridad.

Cocina y comedor

  1. Desinfección de la cocina después de cada uso. Debe garantizarse la desinfección del menaje, equipamiento (neveras, microondas, etc.) y del espacio después de cada uso. En caso de que no se pueda garantizar, deberá permanecer clausurada.
  2. Turnos de comedor. Debe establecerse un control del aforo del comedor para garantizar la distancia de seguridad.
  3. Gel desinfectante. Al igual que en el resto de estancias, el peregrino dispondrá de geles desinfectantes para facilitar la correcta higiene de manos.
  4. Menaje desechable. Tanto cubertería y platos como manteles.
  5. Priorizar las monodosis. Se retirarán de las mesas cualquier elemento decorativo, cartas y menús compartidos y productos de autoservicio (servilleteros, palilleros, vinagreras, aceiteras, etc.), priorizando las monodosis desechables.
  6. No se recomienda el sistema buffet.

Zonas de uso común

  1. Soluciones desinfectantes. El albergue debe disponer de soluciones desinfectantes en los lugares de paso y en aquellas instalaciones de mayor uso por los clientes.
  2. Papeleras con acción no manual. Las papeleras deben contar con una apertura de accionamiento no manual y disponer de bolsa interior.
  3. Se desecharán productos y enseres dejados por los clientes que abandonan el albergue.
  4. Retirar folletos, libros o guías para garantizar la higiene y las medidas de seguridad. Si no es posible, el personal del albergue deberá gestionar su uso informando al cliente de la necesidad de desinfección de manos antes y después de su consulta.
  5. Seguridad en el uso de la máquina de vending. Habrá que facilitar solución desinfectante o instar al cliente a lavarse las manos antes y después de su uso.

Transporte de mochilas

El servicio de transporte de mochilas en el Camino de Santiago seguirá activo tras las crisis de la Covid-19, extremando higiene y seguridad. Para ello, los albergues deberán establecer una serie de medidas:

  1. Consigna/almacén. En caso de que el albergue cuente con un lugar para dejar las mochilas, este será una zona de desinfección intensiva y contará con soluciones desinfectantes.
  2. Mochilas en sacos plásticos. El albergue debe evitar la manipulación directa de las mochilas y otras pertenencias de los clientes. Se recomienda ofrecer bolsas de plástico o similares a los clientes en las que puedan depositar sus mochilas, botas o bastones.

Además de las medidas que se tomen en el albergue, el Paq Mochila de Correos extremará sus medidas de seguridad y facilitará la contratación online del servicio:

  1. Higiene y desinfección del vehículo de transporte. Además de las medidas que se tomen en el albergue, Correos garantizará al usuario de su servicio de transporte de mochilas el cumplimiento de estrictas normas de seguridad. Así, el cartero encargado del reparto irá dotado de las medidas de protección individual necesarias (mascarilla y guantes de látex desechables) y contará con soluciones desinfectantes para la limpieza de manos y del vehículo.
  2. Contratación online del Paq Mochila. El servicio de transporte de mochilas de Correos podrá contratarse en la web como hasta ahora, lo que asegura un pago online seguro (con tarjeta o Paypal). Así  podrá evitarse el contacto innecesario con los sobres presentes en los albergues o el dinero en metálico, tal y como establecen las pautas de la guía del ICTE.

Estas directrices y recomendaciones para los albergues han sido elaboradas por el Comité de Técnicos constituido por el ICTE en colaboración con la Agrupación Nacional de Hoteles y Albergues Turísticos (Agrupho), la Red Española de Albergues Juveniles (Reaj), S.A. Xacobeo y organizaciones y empresas del sector. Esta guía está consensuada con la Asociación Española de Servicios de Prevención Laboral (Aespla), PRLInnovación y con los sindicatos CCOO y UGT y su coordinación estuvo a cargo de la Secretaría de Estado de Turismo, las Comunidades Autonómicas y la FEMP.


Comentarios
Elena
Respecto a las literas y el aforo de cada albergue: No veo claro que personas de distinta família, duerman arriba y abajo en las literas. Para las personas que van "solas" ¿puede garantizar el albergue algo tan conveniente como la seguridad de dormir en una cama sin nadie que duerma encima? Gracias.
20-06-2020

El camino con correos
Hola Elena. Las recomendaciones para los albergues del Camino es eliminar las literas de arriba para facilitar la distancia de seguridad y la correcta ventilación. Saludos!
22-06-2020

Andres Erazo
Que bien trabajar por la seguridad de los viajeros, sin embargo hacen falta medidas de renovación de los espacios que garanticen ventilación e iluminación natural entre otros ayudando a reducir los focos de infecciones.
15-05-2020

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con *