Blog

Santiago Apóstol en el Museo del Prado

Cultura y tradiciones del Camino

Santiago Apóstol en el Museo del Prado

Comparte

  • Facebook
  • Twitter

Apóstol, peregrino y caballero. Estas son las principales figuras con las que se ha representado a Santiago ‘el Mayor’ a lo largo de los siglos. Tras el descubrimiento de los restos del Apóstol y la popularización del Camino de Santiago, su figura ha sido clave y ha protagonizado centenares de obras y representaciones artísticas. Muchas de ellas se recogen el Museo del Prado, una de las pinacotecas más importantes del mundo, que abrió sus puertas en Madrid un 19 de noviembre de 1819.

Para celebrar los dos siglos de vida del Museo del Prado, hoy os traemos diez obras jacobeas que tratan la figura de Santiago. Y lo hacemos siguiendo algunas de las claves dadas por Manuel Paz en el número 185 de la Revista Peregrino que publica mensualmente la Federación de Asociaciones Españolas de Amigos del Camino de Santiago. Esperamos que lo disfrutéis tanto como nosotros.

Santiago ‘el Mayor’ es el protagonista absoluto de un total de 36 cuadros del amplio fondo con el que cuenta el Museo Nacional del Prado. La pinacoteca reúne en su bicentenario un total de 16.555 obras, muy lejos de las 311 pinturas de la Colección Real con la que se inauguró.

 

Apóstol Santiago

Pero antes de iniciar este viaje por el Prado, resolvemos otra duda de la figura que lo protagoniza. ¿Quién es Santiago? La Biblia nos cuenta que es uno de los apóstoles más cercanos a Jesús de Nazaret. Nacido en Galilea e hijo de Zebedeo y Salomé, Santiago es hermano de otro apóstol: Juan. Conocido también como ‘el hijo del Trueno’ por su fuerte temperamento acompañó a Jesús en momentos clave de su vida como en el rezo en el huerto de Getsemaní.

Según la tradición, tras la muerte de Jesús, Santiago cruzaría el Mediterráneo y desembarcaría en Hispania para predicar el Evangelio, comenzando por la Gallaecia. Tras volver a Palestina, moriría decapitado por orden del rey Herodes y sus discípulos se encargarían de trasladar sus restos hasta las tierras en las que promulgó su fe.

El hallazgo de su tumba dio origen a la ciudad y catedral de Santiago, así como a una de las Rutas de peregrinación más antiguas de Europa: el Camino de Santiago. Es también patrón de España.

Su historia, ligada firmemente a la de la Península Ibérica, llevó a que numerosos autores plasmasen alguna de las imágenes que tenemos de Santiago. Como Apóstol, como peregrino o como caballero. Lo comprobamos a través de diez obras de las muchas que figuran en el Museo del Prado.

Martirio y traslado del cuerpo del Apóstol Santiago

Martirio de Santiago. ZurbaránComo peregrino es una de las formas menos populares de la pinacoteca que, sin embargo, sí recoge varios cuadros que narran momentos de su martirio y de la traslación de los restos, así como de apóstol y caballero.

Martirio de Santiago. Francisco de Zurbarán. Esta obra, datada hacia 1640, recoge el momento en el que verdugo va a decapitar a Santiago. Según recoge el Nuevo Testamento, el martirio de Santiago fue orden del rey Herodes, que también aparece en el cuadro realizado por este pintor del Siglo de Oro español, que destaca en la pintura religiosa.  Dicha pintura se realizó en un primer momento para la iglesia de Nuestra Señora de la Granada de Llerena, perteneciente a la Orden de Santiago.

Embarque en Jafa del cuerpo de Santiago el Mayor y Traslado del cuerpo de Santiago el Mayor ante el palacio de la reina Lupa. Martín Bernat (1480-1490). En estas dos tablas de técnica mixta procedentes de la iglesia de Santiago en Zaragoza se evidencia la traslatio del Apóstol a tierras gallegas. La primera pintura recoge el viaje realizado por los discípulos de Santiago con su cuerpo hasta el Finis Terrae.

La otra tabla se divide en tres actos y recoge la llegada de la barca con los restos del Apóstol, su traslado en carro en compañía de sus discípulos Atanasio y Teodoro vestidos de peregrinos, y la Reina Lupa, sorprendida al ver como los dos toros bravos son amansados gracias  la intervención del Santo.

Santiago ‘el Mayor’, Apóstol y peregrino

El Apóstol Santiago de MurilloLa frontera entre el Santiago Apóstol y el Santiago peregrino es muy delgada. En muchas de las representaciones que integran el catálogo del Prado es difícil distinguir la iconografía elegida por el autor. Por eso, os proponemos seis cuadros en los que Santiago es Apóstol y/o peregrino.

Santiago peregrino. Juan de Flandes. 1507. En esta obra, parece clara la simbología de Santiago. Porta un bordón sin calabaza, concha en el sombrero, la típica esclavina de peregrino y el libro en la mano izquierda. Además, va cubierto con un manto rojo, símbolo de la sangre de Cristo y del fuego.

Santiago apóstol entronizado con donante. Maestro Joan Reixach. Hacia 1450. Es de las últimas adquisiciones del Prado con Santiago como protagonista. Lo hizo en 2015 y se trata de un óleo sobre tabla proveniente de retablo mayor de la iglesia de San Martín de la Cartuja de Valdecristo. De grandes dimensiones, en esta obra aparece el Apóstol en posición sedente con bordón del que cuelgan tres conchas, sombrero con vieira, libro en la mano izquierda y un manto azul.

Santiago. Doménikos Theotokópoulos, el Greco. 1608-1614. Se trata del Santiago menos icónico de los que reúne el Prado. Si normalmente, Santiago se representa con un bordón, un libro, a veces una concha y un manto azul o rojo; en este cuadro del Greco, Santiago carece de alguno de los atributos típicos. La obra, perteneciente al apostolado de la iglesia de Almadrones de Guadalajara, ofrece un Santiago vestido simplemente con un manto azul.

Santiago el Mayor. Pedro Pablo Rubens. 1610-1612. El pintor flamenco tampoco se resistió a pintar al Apóstol Santiago. Su obra representa un Santiago con sombrero a la espalda, manto rojo, bordón en la mano izquierda y un grueso libro en la derecha. Esta pintura fue realizada para el Duque de Lerma, valido de Felipe II.

Apóstol Santiago. Bartolomé Esteban Murillo. 1655. Este cuadro no se encuentra expuesto en el Museo del Prado pero guarda una belleza única. Lo pudimos ver hace unos años en la exposición Camiño. A Orixe organizada por la Cidade da Cultura. En este óleo sobre lienzo, el Santo luce manto rojo, esclavina con concha, bordón sujetado por la mano derecha y libro de grandes dimensiones en la mano izquierda.

Santiago el Mayor. José de Ribera. 1630-1635. Durante la Contrarreforma, las series de Apóstoles se hicieron muy populares. Generalmente, se pintaban de medio cuerpo, con un fondo neutro y con alguno de los atributos que lo hacen reconocible. Así lo hizo José de Ribera, uno de los grandes pintores españoles del siglo XVII, que en su obra pintó al Apóstol con un manto rojo apoyado en el hombro izquierdo, una vieira y bordón.

Santiago caballero y protector

Aparición del Apóstol Santiago a Santos y caballeros de la Batalla de Clavijo

l Santiago a caballo es también una iconografía muy popular. El típico Santiago Caballero o Santiago en la batalla de Clavijo se transformó a partir del siglo XVI en Santiago Matamoros como consecuencia de la Reconquista.

Santiago en la Batalla de Clavijo. Vicente Carducho. Hacia 1605, el pintor italiano realizó esta obra en el que Santiago monta un caballo blanco en corveta, viste armadura cubierta con un manto blanco –símbolo de la justicia, de la pureza y de la verdad-, estandarte blanco con la Cruz de Santiago y espada en la mano derecha.

Aparición del apóstol Santiago a santos y caballeros de las órdenes militares. Salvador Martínez Cubells (1885). Este óleo sobre lienzo de reducidas dimensiones, pensado para decorar la cúpula de la Basílica de San Francisco el Grande, está dividida en dos planos. En el inferior aparecen los caballeros de las diferentes órdenes militares y en el superior, Santiago con los brazos extendidos en señal de protección. En este cuadro sí se hace mención expresa al papel de Santiago como caballero y peregrino a través de los ángeles que lo flanquean: uno sostiene un escudo y otro un bordón con calabaza.

Esperamos que esta pequeña selección os haya resultado interesante. Si queréis profundizar más en la presencia de Santiago en el Museo del Prado no dudéis en haceros con un ejemplar de la revista Peregrino de octubre. Y recordad que el Prado ha habilitado una sección en su web en la que es posible consultar todo su catálogo, con una ficha de cada obra, fotografía ampliable e información del autor.

* Todas las fotografías de las obras que ilustran este reportaje pertenecen al Banco de Imágenes del Museo Nacional del Prado. 

Obras de la foto de portada: 

- El Apóstol Santiago a caballo o Santiago Matamoros. Francisco Camilo.

- Traslado del cuerpo de Santiago el Mayor ante el palacio de la reina Lupa. Martín Bernat. 

- Santiago Peregrino. Juan de Flandes.

Obras del reportaje:

- Martirio de Santiago. Zurbarán.

- Apóstol Santiago. Murillo.

Aparición del apóstol Santiago a santos y caballeros de las órdenes militares. Salvador Martínez Cubells


Comentarios
Sol
No tenia ni idea de esta expo, Iré a verla. Gracias.
21-12-2019

Sol
No tenia ni idea de esta expo, Iré a verla. Gracias.
21-12-2019

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con *