Vía da Prata

Benavente - Alija del Infantado

22 km Dificultad
A diferencia de etapas anteriores, esta que ahora empieza va a transcurrir en mayoría por asfalto, en un recorrido fácil y poco exigente físicamente. Con todo, se recomienda llevar provisiones por si no se encuentran abiertos los pocos negocios de hostelería que hay en la Vía, en el momento de pasar por ellos.

Se deja Benavente desde su plaza Mayor, por la calle de los Herreros hasta la avenida Cañada de la Vizcaína. Se toma la carretera de la Alcubilla y se deja en un desvío indicado a la derecha, que por pistas de tierra sube por un bosque de encinas, para entrar en Villabrázaro, con su iglesia de la Magdalena. Por la misma calle se enlaza por una sencilla carretera local, camino de Maire de Castroponce, pueblo situado junto al río Órbigo.

Cruzado el puente, comienza una recta hacia Alija del Infantado, un pueblo bonito pero sin demasiados entretenimientos. Se puede conocer, eso sí, su Castillo-Palacio perteneciente al linaje del Infantado, cuya construcción data de mediados del siglo XV y que es el símbolo de identidad de la localidad. Su simetría en la construcción y sus poderosas murallas llaman la atención. El Castillo tiene entrada libre. También se pueden visitar las iglesias de San Esteban y San Verísimo y un buen número de fuentes, Mendaña, Cerral, La Pajarina…

La localidad tiene una plaza en honor a la Marina, puesto que la villa ha sido el primer pueblo del interior que más marineros ha aportado a la Marina española.
Descarga
CONTRATA PAQ MOCHILA
Albergues
Hostales
Pensiones
Hoteles

El consejo del cartero

“Alija del Infantado es la primera localidad del Camino de Santiago, en la provincia de León. Antes de llegar a la localidad y paso obligado de la Vía de la Plata se encuentra el “Puente de la Vizana”. Ha permitido el cruce sobre el río Orbigo tanto de peregrinos como de postas o arrieros, que utilizaban la Cañada Real de la Plata para el transporte de mercancías de norte a sur de la península. El puente es de origen romano y ha sido reconstruido en varias ocasiones. También merecen una visita las innumerables bodegas que permiten la conservación del vino, la Plaza del Ayuntamiento y la ermita del Cristo de la Vera Cruz perteneciente al románico popularJosé María Gadañón, Correos de La Bañeza.