Vía da Prata

Aldeanueva del Camino - La Calzada de Béjar

22 km Dificultad
Volviendo sobre los pasos, se cruza de nuevo la Garganta Buitrera, pasando por el templo de San Servando hasta la nacional N-630. Sorteando la autovía A-66, toca recorrer el arcén de la carretera nacional, pasando por el cámping Las Cañadas, hasta un camino de tierra que lleva al pueblo de Baños de Montemayor.

Esta hermosa localidad recibe su nombre de unas antiguas termas romanas de las que hoy se pueden visitar sus restos en el museo del Antiguo Balneario. A día de hoy el lugar cuenta con oferta termal, para los que quieran tomarse una jornada de relajación.

Aquellos que sigan caminando, deben salir de Baños por su parte alta, para dejar Extremadura y entrar en Castilla León por el Puerto de Béjar. El trayecto pasa sobre el río Cuerpo de Hombre, sobre el puente de la Magdalena, desde donde restan algo más de 5 kilómetros hasta el pequeño enclave de La Calzada de Béjar, pueblo de casas con soportales y un fortín romano, pensado para la protección de los viajeros y mercancías que circulaban por allí.
Descarga
CONTRATA PAQ MOCHILA
Albergues
Hostales
Pensiones
Hoteles

El consejo del cartero

 “Al llegar a Baños de Montemayor, subiendo por la Calle de las Eras en una pequeña plaza se encontrará todavía algún artesano dedicado a la artesanía cestera. El pueblo contaba con muchos artesanos que trabajaban con el castaño, aunque hoy en día cada vez son menos. Antiguamente el pueblo estaba dividido en dos, separados por el río Baños, y una parte del pueblo pertenecía  a la Iglesia de arriba (Santa Mª) y otra a la de abajo, cada una con su obispado. Sus balnearios y los bonitos paisajes que tenemos hacen que sea una de las zonas más turísticas, y de hecho somos el tercer lugar con más plazas hoteleras de Extremadura”. Alfredo Ramos, Correos de Baños de Montemayor

“A unos ocho km de Calzada de Béjar se encuentra el pueblo de Horcajo de Montemayor que cuenta con un molino de harina que se puede visitar y donde se puede ver la maquinaria y útiles originales típicos de la molienda tradicional, un poco más alejado del pueblo hay dos sepulturas medievales excavadas en piedra”. Eva de la Fuente, Correos de Béjar.