Vía da Prata

Alcuéscar - Cáceres

38 km Dificultad
Los bosques de olivos y encinas acompañan la partida de Alcuéscar durante más de 7 kilómetros hasta el puente sobre el río Ayuela. Al otro lado del caudal se encuentra el pueblo de Casas de Don Antonio. Quien desee visitarlo debe salir del Camino y acercarse hasta su plaza de España, donde está la Cruz de la Horca y la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

De vuelta a la Vía de la Plata, el recorrido va en paralelo a la nacional N-630, pasando junto a dos miliarios romanos y cruzando por un puente romano el arroyo Santiago. Es momento de decidir si se quiere tomar el atajo hacia el pueblo de Aldea del Cano, tomando el desvío marcado, o continuar la marcha.

La ruta pasa por el pequeño enclave de Valdesalor, que cuenta con área de servicio, para seguir al puerto de Las Camelias, al que parte de los peregrinos prefieren llegar por la carretera nacional, de trayecto más liviano. Un descampado precede a la ciudad de Cáceres, a la que se accede por la Ronda de San Francisco y la calle de las Damas.

El casco antiguo de Cáceres cuenta con una buena muestra de arquitectura histórica, especialmente renacentista, muy bien conservada, y por ello está declarado Patrimonio Mundial por la Unesco. Está dividido en dos zonas por la Muralla. Entre sus monumentos destacan las iglesias de Santa María y San Francisco Javier, románica y barroca respectivamente; los palacios de las Veletas y Toledo-Monctezuma y la Torre de Carvajal. Además, recorrer sus calles es encontrarse con otros templos, palacios y plazoletas en buen estado de conservación, que hacen las delicias de los visitantes.
Descarga
CONTRATA PAQ MOCHILA
Albergues
Hostales
Pensiones
Hoteles

El consejo del cartero

“Es interesante visitar el Museo Yussuf al Borch, en el centro urbano de Cáceres. Es una casa de dos plantas decorada al estilo árabe, una cultura que vivió durante siglos en nuestra ciudad.Juan José Ramos, Correos de Cáceres.