Camiño Mozárabe – Vía da Praza

Moclín-Alcalá la Real

22 km Dificultad
Es importante llevar encima agua y provisiones adecuadas para realizar esta etapa, ya que escasean las oportunidades de avituallamiento hasta llegar a Alcalá la Real. Otro consejo es estar vigilantes cuando hay que transitar por la carretera, situación que acontecerá en varios momentos a lo largo del día, en el que el Camino va por el arcén.

Arranca el trayecto en Moclín junto al antiguo cuartel de la Guardia Civil, hoy albergue juvenil, en una bajada hasta la carretera, que se desvía hasta la Fuente de Malalmuerzo. Tras estos 2 kilómetros iniciales, un camino de tierra ofrece la posibilidad de visitar la Cueva Neolítica de Malalmuerzo. Con el río Frailes a mano derecha, es importante estar atentos a las indicaciones peregrinas, que llevan de nuevo a la carretera nacional Granada-Córdoba. 

Pasando el Cordel de la Gallina y subiendo al Coto de los Pedernales, la etapa se pone ahora más dura al suponer un ascenso prolongado. El objetivo es llegar a Ermita Nueva, a algo más de 4 kilómetros, donde hay fuentes y algún local de hostelería donde tomar un refrigerio. 

Las flechas amarillas salen del pueblo cruzando el arroyo de Palancares y siguiendo por el Paseo de los Almendrales. De regreso a la carretera nacional, sigue el Camino hasta la Pedanía de Santa Ana, con la Fuente del Rey, un lavadero romano. De nuevo es aconsejable no perder de vista las indicaciones jacobeas, para evitar rodeos innecesarios. 

Una vereda conduce a Alcalá la Real, con más de 22.000 habitantes, servicios y un bonito patrimonio. Destaca en la villa la Fortaleza de la Mota, denominada también Castillo de Alcalá la Real. Erigido en un cerro y de origen nazarí, cuenta con un recinto exterior del que quedan escasas muestras orinales. En su interior, la alcazaba y el alcázar, con la Torre del Homenaje.

Descarga
CONTRATA PAQ MOCHILA
Albergues
Hostales
Pensiones
Hoteles

El consejo del cartero

"No hay que irse de Alcalá La Real sin probar sus productos típicos, el aceite de oliva, el vino, el queso y la repostería y llevar algo de su artesanía, vidrio, productos cosméticos con aceite, .... Nuestras  fiesta más reseñada es la semana santa pero además también se celebra un encuentro internacional que atrae a una multitud de visitantes denominado Etnosur, en el tercer fin de semana de julio. Las visitas en nuestra localidad recomendadas son la Iglesia Mayor, Convento de Capuchinos, Iglesia de la Angustias, Iglesia de San Antón, el Palacio Abacial y sobre todo, lo más bonito e impresionante la Fortaleza de la Mota". Juan B. Siles Gómez y Jesús Muñoz, Correos de Alcalá la Real.