Camiño Mozárabe – Vía da Praza

Campanario-Medellín

36 km Dificultad
Con una distancia considerable, esta bonita etapa puede acortarse finalizándola en la población de Don Benito en vez de en Medellín, según las necesidades y preferencias de cada peregrino. Se deja atrás Campanario en dirección a la estación de ferrocarril, para cruzar la vía y rebasar el Conjunto Arqueológico de La Mata. Salvando el arroyo del Torvisco, se divisa el caserío de Magacela.  

Desde este punto, una carretera local será la que continúe el trayecto hasta el pueblo de La Haba, muy hermoso y más que recomendable para comer en cualquiera de sus locales de hostelería. Dejando la iglesia de La Haba a mano izquierda y pasando por delante del Ayuntamiento, se rebasa el Matadero y de nuevo el Camino se adentra por campos de cereal hasta Don Benito.  

Asentado entre el río Guadiana y el río Ortiga, merece visita su Plaza de España y la majestuosa iglesia de Santiago. Para los que hagan noche aquí, también es recomendable conocer la iglesia de San Sebastián, la Casa de Cultura “Francisco Valdés” y el Convento de las Carmelitas Descalzas. En su capilla se conserva la imagen del Cristo que se empleó en el rodaje de la película “Marcelino, pan y vino”. No puede faltar tampoco el Museo Etnográfico, con 5.000 piezas de valor antropológico, datadas de finales del siglo XIX hasta mediados del XX.  

Aquellos que decidan continuar hasta Medellín deben hacerlo con especial precaución, ya que el Camino se acomete por carretera. En este caso, además, el arcén es reducido y el tráfico elevado. Medellín, lugar de nacimiento de Hernán Cortés, espera al peregrino con su imponente patrimonio en el que destacan el teatro romano, el castillo medieval y un puente del siglo XVII sobre el río Guadiana.
Descarga
CONTRATA PAQ MOCHILA
Albergues
Hostales
Pensiones
Hoteles

El consejo del cartero

" Aconsejo visitar el puente de las Austrias, sobre los cimientos de un antiguo puente romano y el Castillo de Medellín, situado en lo alto de un cerro . A pocos metros se sitúa la iglesia de San Martín del siglo XIII donde fue bautizado el conquistador Hernán Cortes en la pila bautismal que todavía se conserva. De la misma época es la iglesia de Santiago, en una de sus laderas se realizan excavaciones para sacar a la luz un increíble y bien conservado anfiteatro romano. El Teatro Romano descubierto hace pocos años está muy bien conservado. Y al paso del río Guadiana por la localidad existe una zona de baño natural, que dispone de dos chiringuitos, aparcamientos, merenderos...". Correos de Medellín.