Camiño Mozárabe – Vía da Praza

Almería-Santa Fe de Mondújar

25 km Dificultad
La hermosa zona monumental de Almería es el punto de partida de la primera etapa del Camino Mozárabe, un tramo inicial que no presenta desniveles importantes. La ruta se inicia junto a la Catedral, en la mismísima Alcazaba.  Su visita es gratuita y desde ella es posible contemplar la ciudad y el puerto . Recorriendo el casco histórico según las indicaciones peregrinas, la ruta se dirige hacia el barrio de Torrecárdenas  y discurre a lo largo de la vega del río Andarax.

La primera localidad a la que llega el peregrino, tras 7 kilómetros recorridos, es Huercal de Almería, con más de 16.000 habitantes y todos los servicios. Continuando por el valle de la Sierra de Alhamilla, asoma Pechina, pequeña villa agrícola, donde se encuentra la Ermita de Indalecio, patrón de la capital provincial y cuyas reliquias se reparten entre la catedral almeriense, la de Jaca y el monasterio de San Juan de la Peña. En Pechina también hay un Punto de Información al Peregrino, situado en la Biblioteca Municipal.

Recorriendo el Camino del Duende y salvado el puente de Rioja, se arriba al municipio homónimo. En Rioja, es típico el hornazo, un bollo dulce con huevo, que servirá para reponer fuerzas y continuar hacia el siguiente pueblo, Gádor. Al paso se sitúa el Centro de Interpretación de la Naranja, dedicado al cultivo y propiedades de esta fruta.

Dejando atrás Gádor, restan 5 kilómetros para la parada definitiva y fin de etapa: Santa Fe de Mondújar. En ese trecho se encuentra la ermita más antigua de la Reconquista. De casitas blancas y típicas, Santa Fe es un pueblo de apenas 400 habitantes rodeado de huertas, donde destaca la iglesia de la Virgen del Rosario y su restaurada torre vigía, de la época nazarí. Próximo a él se sitúan Los Millares, asentamiento poblacional cuyo máximo esplendor data del 2.500 a.C.
Descarga
CONTRATA PAQ MOCHILA
Albergues
Hostales
Pensiones
Hoteles

El consejo del cartero

"En Almería podemos perdernos en las calles y rincones  de sus casco histórico, que nos ofrece un conjunto monumental interesante, y por supuesto aprovechar la hora de la "cervecilla" (aperitivo) para disfrutar de su excelentes tapas y ambiente. Se puede asegurar, que por su calidad y cantidad, son reconocidas en toda España.Si se dispone de tiempo podemos ver el Cable Inglés (Cargadero de Mineral) que es la seña de identidad de la fachada marítima de la ciudad, desde ahí nos acercaremos a su maravilloso paseo marítimo. También pueden verse Los refugios de la Guerra Civil o la Casa del Cine, porque Almería es "Tierra de Cine" , más de 500 películas se  han rodado en nuestra tierra". Francisco J. Gutiérrez Gomiz. Correos de  Almería.

"Santa Fe tiene una fuente de agua potable justo a la entrada del pueblo y un merendero junto al río por si el peregrino quiere comerse allí el bocata. Lo más característico de la zona es el Yacimiento Arqueológico de Los Millares, queda a unos 4 kms y casi todo cuesta arriba aunque es asfalto y si se va en bici es fácil llegar". Sonia Méndez Duran. Correos de Almería.