Camiño do Norte

Portugalete - Castro Urdiales

27’5 km / 34’5 km Dificultad
Siguiendo la avenida Carlos VII se sale de Portugalete por la carretera de Ortuella, en un tramo inicial de 10 kilómetros denominado “Bidegorri”, que significa camino rojo y en el que tienen preferencia las bicicletas. Cuenta con áreas de descanso. Dejando atrás los lugares de Nocedo y Gallarta, este camino finaliza en La Arena, playa de Zierbana.

Se cruza el puente peatonal sobre el río Barbadún y se deja a un lado la población de Pobeña hacia una hermosa vía verde que transcurre pegada al mar y que rememora el pasado minero vizcaíno. Euskadi se despide y da paso a Cantabria, con la localidad de Ontón.

Desde aquí hay dos posibles trayectos para ir a Castro Urdiales. El moderno sigue la carretera N-634, que no tiene mucho tráfico rodado, durante 8 kilómetros y medio. No se deben tomar desvíos en ella y cuenta con bares a lo largo del trecho. Esta opción es muy concurrida, ya que con la autovía A-6 hay muchos menos vehículos por la nacional.

El Camino original supone realizar casi el doble de distancia en este tramo, ya que se aproxima a los 16 kilómetros pasando por Baltezana, Otañes y Santullán. Evita la carretera nacional, pero sigue siendo un tramo de asfalto.

El pueblo marinero de Castro Urdiales se presenta cargado de historia. De origen romano, ya en la Edad Media fue uno de los puertos comerciales más importantes del Cantábrico. A día de hoy el turismo ha ganado protagonismo en la villa.
Descarga
CONTRATA PAQ MOCHILA
Albergues
Hostales
Pensiones
Hoteles

El consejo del cartero

“En Castro Urdiales es obligatorio acercarse a la dársena del puerto y darse un paseo por allí, disfrutando de las terrazas y del conjunto monumental. Cerquita hay varias calles con mucho ambiente, tabernas antiguas de "poteo" con mucho sabor e interesantes pinchos. También es aconsejable darse un paseo por los acantilados cerca del cementerio”. María Ángeles Frías, Correos de Castro Urdiales.