Blog
Inicio > Consejos para hacer el Camino > Señales del Camino de Santiago: flechas amarillas, mojones, concha del peregrino…

Señales del Camino de Santiago: flechas amarillas, mojones, concha del peregrino…

06-06-2019

Flechas, mojones, conchas de vieira, montículos de piedra… El Camino de Santiago está lleno de símbolos y señales que ayudan al peregrino a llegar a su destino: Santiago de Compostela. Muchos peregrinos, especialmente aquellos que van a hacer por primera vez el Camino de Santiago, temen la confusión a la hora de seguir el itinerario. ¿Serán las señales lo suficientemente claras? ¿Sabré interpretar las señales? ¿Me perderé en el Camino de Santiago?

Lo cierto es que todas las Rutas están bien indicadas, cuentan con abundantes elementos de señalización cada cierto número de kilómetros, especialmente en los cruces o bifurcaciones. No obstante, para que lo tengáis todo claro, os detallamos los distintos elementos que os encontraréis en vuestra Ruta, su origen y su función.

 

Señales del Camino de Santiago

 

Señalización del Camino de Santiago

La señalización del Camino de Santiago es relativamente reciente. Hasta la década de los 70, los peregrinos que llegaban a Santiago para visitar los restos del Apóstol lo hacían siguiendo los pasos de otros caminantes. La primera persona que se preocupó por marcar el recorrido desde Roncesvalles a Santiago fue Elías Valiña, párroco de O Cebreiro.

Tras cartografiar lo que hoy conocemos como Camino Francés, decidió marcar con unas simples pero vistosas flechas amarillas el itinerario. La declaración del Camino de Santiago como primer Itinerario Cultural Europeo en 1987 tomó como referencia los esfuerzos realizados por Valiña y adoptó la flecha amarilla como símbolo de la señalización del Camino, cambiando para siempre la situación en las Rutas Jacobeas. El éxito del Xacobeo 1993 le dio el impulso definitivo, contribuyendo a asentar la red de señalización que hoy en día está presente en todas las Rutas del Camino de Santiago aunque con símbolos diversos.

Además de la flecha amarilla empezaron a proliferar otro tipo de símbolos como la concha de vieira, monolitos, hitos, montículos de piedra e incluso señales GR de senderismo. En 2018, el Consejo Jacobeo decidió ordenar esta amalgama de símbolos, convirtiendo la flecha amarilla y la concha de vieira en los únicos símbolos oficiales del Camino de Santiago.

 

Flecha amarilla, símbolo del Camino de Santiago

 

La fecha amarilla, símbolo del Camino

La flecha amarilla es uno de los símbolos más universales del Camino de Santiago. La podréis encontrar en todas las Rutas Jacobeas y señala la dirección que el peregrino debe seguir. Elías Valiña optó utilizar una señal simple y reconocible en todo el mundo. La elección del color fue más casual. Según la tradición jacobea, las flechas del Camino de Santiago son amarillas porque Elías Valiña utilizó un resto de pintura que le habían proporcionado unos operarios que estaban señalizando una carretera. Aunque es probable que el propio párroco de O Cebreiro escogiese este color tras ver que en Francia era el utilizado para señalizar las rutas de montaña, al ser el amarillo un color que llamaba la atención y perduraba en el tiempo.

Desde el 2018 y por orden del Consejo Jacobeo, la flecha amarilla es el único símbolo que marca la dirección a Santiago. Así, albergues, restaurantes, tiendas y todo tipo de establecimientos no podrán señalizar sus negocios con este símbolo.

 

Mojón del Camino de Santiago en Pontesampaio

 

Mojones o hitos del Camino

Otro de los elementos de señalización que os encontraréis de forma habitual en el Camino de Santiago son los llamados mojones o hitos. Estos elementos suelen estar hechos de hormigón e incluyen la flecha amarilla que indica la dirección y una concha amarilla con fondo azul, otro de los símbolos del Camino del que también hablaremos. Lo más habitual es que indique el número de kilómetros que nos faltan para llegar a Santiago. Los mojones están presentes en todas las Rutas del Camino de Santiago y en casi todos los territorios por los que pasa, aunque en Galicia es donde son más habituales. Los encontraréis colocados cada 500 metros.

 

Concha de peregrino en el Camino de Santiago

 

Concha de vieira de peregrino

Otro de los símbolos universales del Camino es la concha de vieira. Se desconoce el origen cierto de por qué la vieira se asocia desde hace siglos al peregrino, aunque aquí intentamos descubrirlo. Sea como sea, a lo largo del Camino de Santiago encontrarás miles de conchas que te indicarán que estás en lugar adecuado. En los mojones, en las paredes, en el suelo, en edificios religiosos… Y de todos los materiales posibles: cerámica, bronce, piedra… Reconocida también en 1987 como uno de los símbolos del Camino de Santiago por el Consejo de Europa, desde 2018 es el elemento que indica que el peregrino está en cualquier Ruta del Camino de Santiago.

 

Señales del Camino de Santiago en Navarra

 

Miliarios, milladoiros, carteles y otras señales en el Camino

Junto con la flecha amarilla, los mojones y la concha de vieira del peregrino, en el Camino de Santiago encontraremos todo tipo de elementos que, de alguna forma, indican que estamos en el Camino. Algunas comunidades, por ejemplo, optan por añadir señales similares a las que podemos encontrar en las rutas de senderismo. Este es el caso de Navarra, donde el peregrino también podrá seguir las señales blancas y rojas GR 65 (Sendero de Gran Recorrido).

Otro de los elementos más comunes y típicos de cualquier Ruta del Camino de Santiago son los llamados milladoiros (humilladeros en español), montículos de piedras que los peregrinos van dejando como señal de su paso. Según cuenta la tradición, el peregrino que lleva una piedra desde el punto de partida hasta uno de esos milladoiros obtiene el perdón de sus pecados de forma proporcional al tamaño de la piedra y al sacrificio realizado al transportarla.

En algunas Rutas, como el Camino Portugués o el Camino Francés, podremos encontrar también los llamados miliarios, construcciones de piedra situadas en las antiguas calzadas romanas para indicar la distancia. Los miliarios se colocaban cada mil pasos (el equivalente a una milla romana), de ahí su nombre.

Seguro que lo largo de vuestra Ruta Jacobea encontráis muchos más símbolos y elementos identificativos del Camino pero esperamos que esta pequeña guía os ayude a seguir los pasos correctos. Y si conocéis alguna señal más que os parezca importante o que todo peregrino deba conocer, no dudéis en compartirlo con nosotros a través de los comentarios de este post o en nuestras redes sociales. Y recordad que si tenéis cualquier duda sobre el Camino de Santiago, en esta web encontraréis todo lo necesario para organizar la Ruta: los diferentes Caminos, consejos de nuestros carteros y los servicios que Correos pone a disposición del peregrino para facilitarle la Ruta. ¡Buen Camino!

 

* La foto que ilustra este artículo es de Javier Sotorrio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario está siendo enviado, por favor espere.

El comentario se ha enviado, Gracias.

¡Buen Camino! Eso es lo que queremos en Correos, que los peregrinos puedan disfrutar al máximo de la experiencia del Camino y descubrir a través de nuestras postales nuevos lugares, historias, personas y experiencias sobre el Camino de Santiago.

¿Quieres recibir nuestras postales en tu correo electrónico?
¡Gracias por su suscripción!

Protección de datos

Antes de aceptar, debe leer la Política de Protección de datos de nuestros servicios

Solo
algunos
Acepto
todos
Ofertas y promociones; Cesión de datos a empresas del Grupo y terceras empresas para envíos comerciales; Perfilado con fuentes externas
Ofertas y promociones de Correos
Ofertas y promociones de empresas del Grupo y de terceras empresas
Perfilado con fuentes externas
Condiciones de servicio

Al contratar acepta íntegramente las Condiciones del Servicio

El Camino con Correos
Historia del Camino
Compañeros del Camino
Cultura y tradiciones del Camino
Consejos para hacer el Camino
Lugares del Camino
Los valores del Camino en 12 meses
Extranjeros en el Camino