Postales del Camino
Inicio > Extranjeros en el Camino > Las experiencias de los peregrinos estadounidenses en el Camino de Santiago

Las experiencias de los peregrinos estadounidenses en el Camino de Santiago

30-08-2018

El Camino de Santiago es una ruta cada vez más internacional. Más del 50% de los peregrinos que llegan a recoger la Compostela a Santiago vienen de países extranjeros y, entre estos países, destaca especialmente el caso de Estados Unidos.

En 2017, Estados Unidos fue el cuarto país desde el que llegaron más peregrinos a Santiago: un total de 17.552. Una cifra que espera aumentar este año, ya que la oficina de atención al peregrino suma ya 11.000 estadounideses que han recogido su Compostela.  Un dato que llama la atención si pensamos que hace diez años solían llegar unos 2.000.

Se suele citar el estreno de la película “The Way”, en la que aparece Martin Sheen, como uno de los elementos que más ha dado a conocer el Camino en este país, pero también es cierto que cada vez son más los peregrinos que cruzan el Atlántico animados por los relatos de las grandes experiencias de los peregrinos que han realizado ya la Ruta, o animados por una asociación de amigos del Camino muy activa: la American Pilgrims on the Camino.

Cathy Seitchik Díaz, vino desde Santa Cruz, en California, Denis y Marisa Darch desde Nueva York, Thor Mikesell desde Oregon y Grace Helmer desde Atlanta, Georgia. Cinco personas con diferentes historias, de distintas edades, llegados de diversos puntos del país para caminar, vivir y compartir su propio Camino de Santiago.

 

Desde Estados Unidos al Camino de Santiago.

Decidir hacer el Camino de Santiago y llegar hasta aquí desde un país tan lejano como Estados Unidos suele venir precedido de varios meses de conocimiento y preparación, de interés por esta ruta y por unas cuantas horas de viaje.

Un documental, “Walking the Camino: Six Ways to Santiago” despertó la curiosidad de Cathy Sheitchick, una profesora de California de 65 años que ya ha completado cuatro Caminos desde Saint Jean Pied de Port a Santiago, llegando también a Finisterre para acabar en el “Fin del Mundo”. Para ella, el Camino es una forma de unir sus dos grandes pasiones: caminar y conocer gente. Cumplió su objetivo y el año que viene promete regresar a por su quinto Camino para ampliar su amplia lista de amigos de más de 40 países. Para ella “el Camino proporciona un mundo mucho más grande del que me podría imaginar”.

Thor Mikesell llegó desde Oregon al Camino después de escuchar la experiencia de un amigo que lo había hecho dos años antes. “Aclarar mi mente, profundizar en mi alma” fueron las razones que le trajeron al Camino Primitivo animado por su mujer.

Algo parecido se le pasó por la mente a Grace Helmer cuando decidió viajar desde Atlanta para emprender el Camino Portugués por la Costa. El Camino era uno de los objetivos que cumplir de su “lista pendiente”. Tanto era así, que se animó a hacerlo sola y al finalizarlo destacaba “la sensación de comunidad en el Camino”

Para Denis y Marisa Darch, el Camino también estaba entre sus “cosas obligatorias que hacer en la vida” y un evento familiar, dio la excusa perfecta a María para viajar a España y arrancar el Camino en Sarria. En Santiago nos contaban que “el Camino saca lo mejor de cada uno”.

 

¿El Camino solo o acompañado?

Es una decisión muy personal. Una experiencia que cada peregrino debe valorar vivirla para sí mismo o con la compañía de amigos o familiares. Aunque como dice Cathy, “en el Camino nunca se está solo”. Lo dice con conocimiento, ya que tres de los Caminos los hizo con su marido David pero el tercero decidió emprenderlo en solitario, y aunque al principio “estaba un poco incómoda”, la compañía de la música y las cenizas de su madre, le dieron fuerza para continuar sola.

Denis y Marisa también apuestan por un Camino en pareja o con amigos. En esta primera experiencia, dicen que el “Camino les ha hecho crecer como pareja” tanto es así, que ya están pensando en repetir la experiencia, pero esta vez con toda la familia y amigos.

Para Thor, sin embargo, cada uno debe hacer “su propio Camino”. Él emprendió el viaje en solitario pero acabó uniéndose a un grupo de 12 peregrinos que conoció durante sus etapas: “viajar en grupo puede ayudar a muchas personas pero puede ser un obstáculo para otras”.

En ese primer grupo, está Grace que reconoce, que “no lo haría de nuevo en solitario pero sí acompañada”.

 

¿Lo más sorprendente del Camino?

Nunca se sabe qué es lo que llamará la atención del peregrino. En el Camino te puedes encontrar muchas sorpresas positivas y también mucho aprendizaje.

A Grace le sorprendió la señalización del Camino, las míticas flechas amarillas y los mojones que se encuentran a lo largo de toda la Ruta. Un factor imprescindible para seguir el recorrido sin preocupaciones y disfrutar del paisaje. Ya que para ella es importante que cada uno “se fije en sus pasos” y no dar un rodeo extra. Otra de las recomendaciones que nos hace Grace es no “perderte ninguna de las iglesias del Camino”, algo que a ella le sorprendió gratamente.

Los monumentos y la historia también llamaron la atención de Denis y Marisa, pero aún más el paisaje. Descubrirse reflexionando sobre su vida mientras caminan entre paisajes “de cuadro” ha sido lo más impresionante para esta pareja.

Durante el Camino se viven muchas experiencias y para Thor el aprendizaje que adquirió en este tiempo, es lo más importante que se lleva de vuelta a casa. Su peregrinaje se convirtió en un viaje espiritual desde el momento que aterrizó en Oviedo para hacer el Camino Primitivo. “No se trata de llegar al final, a la Catedral, sino todo lo que aprendes durante el Camino desde Oviedo a Santiago”.

Un sentimiento es lo que destaca Cathy. La igualdad que se respira en el Camino entre todo tipo de personas que recorren sus rutas. “El Camino nos pone a todos en el mismo nivel. Todos con un mismo objetivo: llegar a Santiago. Ninguno mejor que otro”.

 

Consejos para un Camino de Santiago más fácil

Los cinco peregrinos con los que hemos hablado se han encontrado obstáculos durante el Camino. Es parte de la experiencia, pero todos los han superado y han salido fortalecidos de ellos. Las lesiones, la falta de alojamiento, los desniveles…para todo hay solución. Lo importante es afrontar el Camino con una mente abierta y una actitud positiva. Después de tantos kilómetros recorridos: Denis y Marisa, Thor, Grace y Cathy te dejan varios consejos para que descubras todos los entresijos del Camino:

  1. Cuidado con las subidas y los desniveles fuertes. Fue la peor parte del Camino Primitivo para Thor. Este Camino que atraviesa Asturias y Galicia se caracteriza por los puertos de montaña que atraviesa. Por ello, Thor te recomienda que “sigas tu propio Camino, tómate tu propio tiempo y explora”. Un consejo útil para conseguir el objetivo espiritual del viaje pero también para no sufrir lesiones.
  1. Tómate un descanso si lo necesitas. Cathy llegó a lesionarse durante su primer Camino y una parada en León hizo que su rodilla se recuperara y le permitiera continuar su recorrido. Es importante descansar después de caminar un par de horas y “no relajarte más de 30min” para que no resulte duro volver al Camino. “No volverte demasiado ansioso” te ayudará como a Denis y Marisa a completar un Camino sin sobresaltos.
  1. Prepara tu Camino. Grace recomienda: “entrenar antes de comenzar el Camino y también planear cada destino de tu ruta”. Ella realizó el Camino en agosto, un mes de alta ocupación turística y encontrar restaurantes cerca de su parada de Oporto le resultó complicado. Hoy en día, los albergues privados y los hoteles es mejor reservarlos con antelación. Así que, si ya tienes claro tu itinerario, puedes preparar tus paradas antes de empezar a caminar. Si visitas cualquiera de nuestras etapas del Camino en nuestra web, puedes encontrar un listado de los alojamientos disponibles en cada Camino y su contacto. También es importante traer material adecuado que te facilite solventar los desniveles del Camino, y en caso de necesitar ayuda, saber que puedes contar con servicios como el de CORREOS que te transporta tu equipaje de etapa a etapa o con el que puedes enviar tu equipaje a Santiago o a cualquier oficina para recogerlo a tu llegada.  Marisa y Denis nos recomiendan que, si no quieres olvidarte de lo que se siente en el Camino “escribir tus pensamientos o grabarlos” es la mejor idea para que tengas siempre presente esta aventura.

 

Estas son las experiencias de Cathy, Denis y Marisa, Thor y Grace. Aunque cada peregrino crea su propio Camino, solo tienes que decidirte y haceer tu particular Camino de Santiago.

 

¡¡Buen Camino!!

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario está siendo enviado, por favor espere.

El comentario se ha enviado, Gracias.

¡Buen Camino! Eso es lo que queremos en Correos, que los peregrinos puedan disfrutar al máximo de la experiencia del Camino y descubrir a través de nuestras postales nuevos lugares, historias, personas y experiencias sobre el Camino de Santiago.

¿Quieres recibir nuestras postales en tu correo electrónico?
¡Gracias por su suscripción!

Protección de datos

Antes de aceptar, debe leer la Política de Protección de datos de nuestros servicios

Solo
algunos
Acepto
todos
Ofertas y promociones; Cesión de datos a empresas del Grupo y terceras empresas para envíos comerciales; Perfilado con fuentes externas
Ofertas y promociones de Correos
Ofertas y promociones de empresas del Grupo y de terceras empresas
Perfilado con fuentes externas
Condiciones de servicio

Al contratar acepta íntegramente las Condiciones del Servicio

El Camino con Correos
Historia del Camino
Compañeros del Camino
Cultura y tradiciones del Camino
Consejos para hacer el Camino
Lugares del Camino
Los valores del Camino en 12 meses
Extranjeros en el Camino