Camino a Fisterra y Muxía

Camino a Fisterra y Muxía

5 etapas 121 Km

La Catedral no siempre es meta del Camino de Santiago. A veces también es inicio. Este es el caso del Camino a Fisterra y Muxía que tiene como destino estos dos lugares mágicos de la Costa da Morte. Es la continuación natural de los históricos itinerarios del Camino de Santiago, un recorrido que los peregrinos de la Edad Media tomaban para llegar a lo que por entonces era el fin del mundo conocido.

Fisterra es ya desde época romana un lugar mágico vinculado a la adoración del sol. Un ritual tomado por el cristianismo y que hoy en día lleva a cientos de personas a disfrutar de uno de los atardeceres más mágicos del mundo. Muxía, por su parte, encierra el misterio de la Barca de Piedra, leyenda jacobea por la que la Virgen María habría llegado en ella a esta villa marinera para dar ánimos al Apóstol en su labor de evangelización por tierras hispanas. El Santuario da Barca y su famosa “Pedra de Abalar” nos recuerdan este suceso y se convierten en polo de atracción de los peregrinos que llegan cada año a este paraje de la Costa da Morte.

Desde Santiago a Fisterra nos esperan cuatro etapas
que discurren por el interior occidental de la provincia de A Coruña, con paisajes rurales y boscosos y algún que otro desnivel. La recompensa es el poderoso Océano Atlántico, que nos acompañará en la quinta etapa entre Fisterra y Muxía. Las playas de Langosteira y Lourido despiden y reciben en este último tramo al caminante de una Ruta que termina en el Santuario da Virxe da Barca, bañado por las poderosas olas del mar y azotado por el viento de la costa atlántica.

Santiago de Compostela
y, más concretamente, su Catedral serán el kilómetro cero de este Camino a Fisterra y Muxía. Antes de partir, el caminante podrá cumplir con el ritual de asistir a la Misa del Peregrino y abrazar al Apóstol. Y si dispone de tiempo podrá perderse por las pedregosas calles del casco histórico de Compostela, ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, o cumplir con algunas de nuestras 10 cosas qué hacer en Santiago. Con los deberes hechos, el peregrino iniciará su Ruta en la misma plaza del Obradoiro desde donde se dirigirá a la Rúa das Hortas pasando por delante del Hostal do Reis Católicos, antiguo Hospital de Peregrinos. La salida de Santiago se produce siguiendo el cauce del río Sarela, por un itinerario de gran belleza que comienza en la Carballeira de San Lourenzo y atraviesa pintorescas aldeas como Figueiras o Villestro.


A lo largo de las cuatro etapas que separan Santiago de Compostela de Fisterra, el peregrino se encontrará con paisajes tan bellos como el que ofrece Pontemaceira. Situada casi al final de la primera etapa, esta aldea medieval recibe al peregrino con su bonito puente de piedra, que une los ayuntamientos de Ames y Negreira. Olveiroa, fin de la segunda etapa, ofrece también una estampa muy peculiar gracias a sus hórreos, que presentan curiosas columnas de capiteles planos, claves para evitar que estas construcciones se convirtieran en hogar de los ratones. Las hermosas vistas sobre el embalse da Fervenza y el curso del río Xallas llevará al peregrino a otra de las paradas inolvidables de este viaje: Corcubión. A escasos 12 kilómetros de Fisterra, esta villa marinera presenta un casco histórico repleto de pazos del siglo XVIII y cuenta con la iglesia de San Marcos, ejemplo de templo gótico pescador.

Fisterra
será el primer final de este Camino desde Santiago. En el albergue público situado en la calle Real se puede obtener la Fisterrana, el documento que acredita que el caminante ha completado su peregrinación al “fin del mundo”. Para hacerse con ella, el peregrino debe sellar un documento  en cada una de las etapas por las que discurre este Camino, siguiendo el ejemplo de la Compostela. Pero Fisterra no es realmente nuestro final, sino su Faro, situado a tres kilómetros. Lo mejor es dejar esta visita para el atardecer y así disfrutar de una puesta de sol única.


Con las pilas recargadas nos queda una última etapa para llegar a Muxía. Son casi 30 kilómetros que no discurren siempre paralelos a la costa. De hecho, se trata de una etapa rocosa, que en sus primeros pasos nos obliga a subir y bajar por pistas que nos llevan a la legendaria ciudad romana de Dugium. El momento más complicado será la subida al Facho de Lourido, la cota más alta de esta última etapa. El peregrino debe saber que, si desea dormir en el Albergue público de peregrinos de Muxía, tendrá que sellar su credencial en Lires, pequeña aldea bañada por la bonita ría del mismo nombre.

La playa de Lourido, de fina arena blanca y grandes olas, se convierte en el preámbulo perfecto de Muxía y su Santuario da Virxe da Barca, destino final de este Camino.
De camino al Santuario, el peregrino puede entrar en la Oficina de Turismo y recoger su Muxiana que, al igual que la Fisterrana, acredita que se ha cumplido con la peregrinación. Ya en el Santuario da Virxe da Barca podremos contemplar esta capilla barroca de una sola nave. El poderoso Oceáno Atlántico rodea el templo, en cuyas inmediaciones podemos encontrar las conocidas como Pedra de Abalar, la Pedra dos Cadrís y la Pedra do Timón, todas ellas relacionadas con la leyenda jacobea que tuvo lugar en este lugar. Y para aquellos que quieran saber más de Fisterra y Muxía, os dejamos este plano con diez cosas que hacer y no hacer al llegar a estos dos destinos únicos de la Costa da Morte.

TODAS LAS ETAPAS

¿Cómo llegar a Santiago? ¿Cómo volver de Fisterra y Muxía a Santiago?

¿Cómo llegar a Santiago?

Cómo llegar a Santiago en avión.
Santiago de Compostela cuenta con el Aeropuerto de Lavacolla, situado a apenas 10 kilómetros del centro de la ciudad. El aeródromo cuenta con conexiones diarias con las principales ciudades españolas como Madrid, Barcelona, Bilbao o Sevilla. Además, cuenta con vuelos directos a capitales europeas como París, Londres o Bruselas. Para llegar del aeropuerto a Santiago, la empresa Freire ofrece conexiones cada 30 minutos.


Cómo llegar a Santiago en tren.
Además de los trenes regionales que conectan Santiago con las principales ciudades de Galicia, desde la Estación de Ferrocarril de Compostela hay trenes diarios directos que enlazan con Madrid, San Sebastián, Hendaya y Barcelona. Además, con un único transbordo es posible llegar a Bilbao, Portugal y París.


Cómo llegar a Santiago en autobús.
En bus también es posible llegar a Santiago desde las principales ciudades españolas como Madrid, Bilbao o Sevilla con Enatcar Internacional (Intercar/Alsa + Dainco). Flixbus ofrece conexiones con Francia y Socitransa con Bélgica, Alemania, Holanda, Suiza o Portugal.

Cómo llegar a Santiago en coche.
A través de la Autovía del Noroeste (A-6) se conecta Galicia con resto de España a través de la provincia de Lugo. Con la Autovía del Cantábrico (A8) con Francia a través de la costa cantábrica. Y con la Autovía de las Rías Baixas (A-52) se enlaza Galicia con el resto de España a través de la provincia de Ourense. Además, Galicia cuenta con autopista AP-9 que conecta toda la franja atlántica (de A Coruña a Vigo) y cuenta con puntos de unión a las anteriores.
Cómo volver de Fisterra a Santiago   Al finalizar la peregrinación a Fisterra, son muchos los peregrinos que deciden regresar a Santiago a pie por el camino inverso. No obstante, la mayoría opta por volver a la capital de Galicia en autobús, el transporte público que conecta ambas localidades. La compañía Monbus cuenta con frecuencias diarias que conectan parte del litoral coruñés con Santiago: Finisterre-Muros-Noia-Santiago. También salen autocares hasta A Coruña gracias a la empresa Autocares Vázquez. 

¿Cómo volver de Muxía a Santiago?
Si realizas el Camino a Muxía, puedes volver a Santiago con Autobuses Ferrín, con servicio diario hacia la capital de Galicia. Autocares Vázquez realiza también trayectos a A Coruña.

 

Transporte Mochilas

Para que puedas hacer el Camino de Santiago ligero de equipaje

 

¡Te llevamos tu mochila o maleta de alojamiento en alojamiento! Así podrás caminar más cómodo, sin cargas, y disfrutar al máximo de cada etapa. Nos encargaremos del traslado de tu equipaje día a día desde el albergue u hotel que nos digas hasta el siguiente.

 

Envío Bicicleta 

Para enviar tu bici al punto donde empiezas el Camino o desde donde lo acabas

 

Decide dónde quieres empezar tu Camino y envía tu bici hasta allí desde cualquiera de nuestras oficinas de Correos. Cuando acabes la ruta tendrás otra oficina postal cerca para poder enviarla a casa. La enviamos con un embalaje adaptado para que apenas tengas que desmontarla y asegurada. 

 

Envío Maletas

Para todo aquello que te sobra o te falta en tu mochila 

 

Con nuestro Paq Peregrino podrás enviar maletas o paquetes a cualquier punto del Camino de Santiago – albergue, hotel, oficina de Correos, etc- para disponer de ellos allí cuando llegues. Así podrás tener más ropa o enseres que lo que te lleves para caminar. También sirve para enviar aquello que decidiste meter en tu mochila para el Camino y que ya no te resulta útil. 

 

Tarjeta Prepago

Para que no te preocupes más que de disfrutar tu Camino 

 

En Correos tenemos una tarjeta prepago que no va asociada a ninguna cuenta corriente y que te permitirá hacer el Camino de Santiago sin tus tarjetas de crédito o débito habituales. Tan sólo tendrás que cargarla con el dinero que necesites o ir recargándola según se te vaya acabando el saldo. Una manera sencilla, segura y cómoda de llevar tu dinero al Camino. 

 

 

Sellos Credencial

Para que te lleves las mejores estampas en tu Credencial 

 

En las oficinas de Correos del Camino sellamos tu Credencial del peregrino con nuestros matasellos. Muchos de ellos tienen estampados algún lugar emblemático de la zona, así podrás guardarlo de recuerdo. 

 

 

Envíos de paquetes en el 

Camino de Santiago

Para que puedas enviar paquetes sin pasarte por ninguna oficina de Correos

 

Envía tus paquetes desde las más de cien oficinas que CORREOS tiene a lo largo del Camino de Santiago o desde alguna de las “Tiendas Amigas del Camino”, una red de tiendas y alojamientos desde donde también podrás hacer envíos de paquetes a cualquier hora. Este servicio te permitirá deshacerte de cosas que llevas en tu equipaje y ya no te hacen falta, comprar recuerdos, productos típicos… sin tener que preocuparte de cargar con ellos. 

 

 

Consigna Santiago

Para que visites la Catedral de Santiago o disfrutes de la ciudad sin cargas

 

Tenemos un servicio de Consigna en nuestra Oficina de Atención al Peregrino de la Rúa do Franco, que queda muy cerca de la Plaza del Obradoiro (a unos 150 metros). Allí podrás dejar tu mochila, maleta, bici, bastón… antes de entrar a la Catedral o para visitar Santiago sin pesos. 

 

Oficinas Correos

Para ayudarte en todas las necesidades que te surjan  

 

Tenemos más de 150 oficinas de Correos a lo largo de todos los Caminos de Santiago. Estaremos encantados de recibirte y ayudarte en todo lo que necesites.